Aprendiendo de la iglesia de Éfeso

Introducción

Muchos han llamado a la carta a los Efesios como “los Alpes del Nuevo Testamento, el Gran Cañón de las Escrituras y la Reina de las Epístolas no solo por su grandioso tema, sino por la majestad de Cristo que aquí se revela”.[1] El apóstol Pablo[2] se dirige a la iglesia de Éfeso, a diferencia de otras epístolas no para corregir alguna herejía naciente sino para instruirla teológicamente. Así mismo les escribe para establecer reglas básicas para la correcta conducta cristiana, su fidelidad y compromiso con Dios.

Efeso

El mensaje de Pablo a través de la carta a la iglesia de Éfeso contiene una vasta riqueza de principios no solo para la iglesia de Éfeso[3], sino también para la iglesia del siglo XXI.

Este escrito pretende conocer esos principios bíblicos y traerlos al contexto actual. Para lograrlo se desarrolla bajo estos dos puntos principales: 1) La correcta instrucción de la iglesia.   2) En segundo lugar la transformación a partir de la instrucción. Para finalmente llegar a las 3) Se concluirá de acuerdo a todo lo anteriormente desarrollado.

Existe un convencimiento personal que, si una iglesia es correctamente instruida, entonces necesariamente debe ser transformada. La instrucción ayuda a conocer el propósito de Dios para la iglesia,  la transformación por ende es el resultado de alcanzar los objetivos en el plan de Dios.

Descubriendo el propósito de Dios para Su iglesia[4]

Generalmente cuando se hace evangelismo personal se le dice a las personas: Dios tiene un plan para tu vida, pero luego de formar parte de alguna institución en particular, pasan años, incluso décadas sin que esa persona sepa realmente cuál era ese plan de Dios para su vida del que tanto le hablaron. Entonces surge una pregunta ¿Será que realmente Dios tiene un plan especifico para la iglesia? Y la respuesta es contundente: por supuesto que sí lo tiene. Lo ha tenido desde antes de la fundación de todo lo creado.

El tema tiene que ver con que gran parte de los dirigentes, sin importar la denominación  que sea, no están sintonizándose con Dios, no están buscando esa dirección porque no están escudriñando las escrituras y por tal razón no han comprendido que es lo que Dios quiere para sus iglesias, no han descubierto hacia donde Dios quiere llevarlos.

Rick Warren en su libro Una Iglesia con Propósito dice: “Dirigir a su congregación a través del descubrimiento de los propósitos del Nuevo Testamento para la iglesia es una aventura excitante. Los líderes sabios comprenden que las personas aceptaran verbal y mentalmente lo que se les dice”.[5]

Dios tiene un plan para bendición

El apóstol Pablo en la carta a los efesios revela los propósitos que Dios tiene para su iglesia. Uno de esos propósitos es: bendecir a la iglesia que ha sido comprada con la sangre de Jesucristo.

Luego de su cálido saludo Pablo en el versículo tres dice:

3Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, [6]

Por el vocablo griego utilizado por el apóstol Pablo al inicio del verso tres: eúlogethós  puede entenderse que lo que él sugiere es una alabanza a Dios. Más que una doxología es un cántico de adoración al Padre. Una bendición que abarca a las tres personas de la Santa Trinidad. Toda eúlogía, es decir, toda bendición para la iglesia dada por parte de Dios es por medio de su hijo Jesucristo. El origen de todas las bendiciones que la iglesia puede recibir esta en Dios, pero se alcanzan a través de la unión con el Hijo.

La humildad de Pablo se pone de manifiesto en esta declaración, reconociendo a Dios como el autor de las bendiciones y a su vez enseña a la iglesia cual debería ser su actitud ante la primera persona de la Trinidad. La adoración como resultado de la gratitud por las múltiples bendiciones recibidas. La bendición ha estado manifiesta como parte del plan divino en todo tiempo. Desde antes de la fundación del mundo Dios había elegido a Su iglesia. En tiempo presente la redime y en el futuro esta guardada una herencia que ha sido prometida.

La adoración a Dios se da como resultado de la gratitud por las múltiples bendiciones recibidas.

Dios se ha propuesto bendecir a sus hijos y la respuesta debería ser la adoración a Él. John Piper en uno de sus artículos dice respecto de la adoración dice:

La adoración es un sentimiento interno y una acción externa que refleja la excelencia de Dios; y el sentimiento interno es la esencia, porque Jesús dijo, “Este pueblo de labios me honra, pero su corazón está lejos de mí, en vano me adoran”. La adoración es vana, vacía, nada, cuando el corazón está insensible; y creo que es posible describir la experiencia del corazón en la adoración. En general, hay tres maneras como el corazón puede responder en adoración a Dios, y usualmente se pueden sobreponer y coexistir.[7]

Las bendiciones de Dios, sigue diciendo el apóstol Pablo son espirituales en los lugares celestiales. Esta clase de bendiciones han de entenderse como lo que se recibe de parte de Dios por medio del Espíritu Santo. No deben verse como bendiciones materiales ni bendiciones venideras, más bien como parte de la vida espiritual que el creyente vive en unión con Cristo.

Así mismo los lugares celestiales no deben entenderse como un lugar físico, “indica que estas bendiciones espirituales son celestiales en cuanto a su origen, y que desde el cielo descienden a los santos y creyentes en la tierra”[8] ya que anteriormente se ha dicho que es Dios la fuente de tales bendiciones. La justicia de Dios, la posición en Cristo, el poder que otorga a Su iglesia es producto de tal bendición.

La justicia de Dios, la posición en Cristo, el poder que otorga a Su iglesia es producto de las bendiciones espirituales.

[1] Biblia de Estudio Plenitud, Reina y Valera revisión del 60, (Editorial Caribe: Nashville, Tennessee, EUA, 1194).

[2] En este escrito no se pretende analizar ni la autoría de la Epístola como tampoco la fecha y el lugar de envío de la misma. Se aceptará a Pablo como el autor de la carta y a la iglesia establecida en Éfeso como sus destinatarios.

[3] En el segundo viaje misionero de Pablo delega a Priscila y Aquila para que permanezcan en Éfeso, presumiendo que fueron ellos los fundadores de aquella iglesia (Hechos 18:26). Luego Pablo durante su tercer viaje misionero después de recorrer varias ciudades de Asia Menor estableció a la iglesia de Éfeso. Siendo Éfeso una de las ciudades donde Pablo permaneció por más tiempo. Éfeso fue una ciudad muy reconocida por ser un importante centro político, educativo y comercial. Además estaba plagada de construcciones impresionantes tales como el templo a Artemisa, el cual es considerado una de las siete maravillas del mundo antiguo. Artemisa para los griegos era la diosa de la fertilidad, lo mismo que para los romanos quienes la llamaban Diana. Era a esta diosa a quienes los efesios rendían cultos paganos, con sacerdotisas quienes se prostituían dando paso a grandes orgías.

[4] La definición que iglesia que será utilizada en este escrito es la que Wayne Grudem describe como: comunidad de todos los verdaderos creyentes de todos los tiempos. Es la comunidad de todos los que son verdaderamente salvados. Según Wilton M. Nelson ekklesi,a es un sustantivo que en la antigüedad se refería a la reunión pública generalmente de orden político de los que respondían al mensaje del heraldo. En LXX es empleada para traducir la palabra hebrea qajal, que significa congregación. Ya en el NT da la idea de ambos significados, y combinado se dice entonces que es el pueblo o congregación de los llamados de Dios.

[5] Rick Warren, Una iglesia con propósito, (Editorial Vida: Miami, Florida, 1998), 102.

[6] Todos los textos bíblicos han sido tomados de la versión Reina-Valera del año 60, a menos que se indique lo contrario.

[7] John Piper, Deseando a Dios, (Recursos teocéntricos del ministerio de John Piper), 12.

[8] William Hendriksen, Comentario al Nuevo Testamento: Efesios, (Libros Desafío: Gran Rapids, Michigan, 1984),60.

Enfrentemos la crítica con sabiduría (Conclusión)

APLICACIONES PRÁCTICAS PARA MANEJAR LA CRÍTICA

 Enfrente la crítica con humildad

incredulidad farisea

 

Enfrentar a los detractores no es instigar a discutir airadamente. Más bien promueve el dialogo, discutir hasta encontrar un punto medio que equilibre las circunstancias y sobre todo encontrar el medio para limar las asperezas, los puntos de irritación. Y para ello la mejor forma es hacerlo con sencillez de corazón. El apóstol Pedro dice: Estén siempre preparados para responder a todo el que les pida razón de la esperanza que hay en ustedes. Pero háganlo con gentileza y respeto, (1Pedro 3:15b-16a, NVI). Destacan en primer lugar que ante las críticas se necesita estar preparado para responder a quienes cuestionan, pero, dice Pedro, con gentileza y respeto.

La palabra que utiliza Pedro para gentileza es traducida de prauteh, que es la misma palabra empleada por Pablo en 2Co 10:1 Y que también significa: mansedumbre, apacibilidad, humildad, dulzura. [1] Así mismo dice Pedro que se debe responder con respeto traducida de fo,boj que también puede traducirse como reverencia.[2] Así que a la hora de enfrentar a quienes critican lo que se realiza debe hacerse primero estando preparados para defenderse, segundo con humildad y finalmente con respeto. No todo lo que un líder plantea será bien recibido como hemos visto, pero sí esta seguro de hacia donde quiere ir, y se ha preparado para llegar hasta ese punto debe avanzar. Lo mejor es conocer bien el proyecto para poder defenderlo. Imagine a un vendedor que ofrezca su producto sin conocerlo, seguramente será inefectivo. Las criticas que construyen siempre se deben aceptar. Y los proyectos siempre se deben defender con sabiduría.

Ejerza el poder espiritual ante la crítica

Como seres humanos, instintivamente siempre estamos buscando solucionar los problemas que enfrentamos. Nuestro instinto de supervivencia nos lleva a buscar las formas para salir adelante. Dentro de esa búsqueda por lo general recurrimos a las armas terrenales. Sin embargo muchas veces las luchas no son de esta índole, sino mas bien tienen a seres espirituales como los artífices principales. Los líderes enfrentan luchas espirituales todo el tiempo. Cuando están planteando el crecimiento espiritual de su iglesia o ministerio, el enemigo no puede quedarse quieto. Pablo entendió esto cuando dijo en Efesios 6:12: Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.

 

leyendo-biblia

Entonces el medio de defensa ante tales ataques también debe ser espiritual. Aunque un líder parezca frágil o tímido, como en el caso de Pablo, tiene el poder de Dios que puede ejercer en cualquier situación contra quienes se oponen a él. Pablo dice: aunque andamos en la carne no militamos según la carne (2Cor. 10:3). Ciertamente algunos problemas parecen comunes pero detrás de ellos pueden existir fuerzas espirituales que estén buscando detener la visión de Dios. Nehemías fue un líder que enfrentó a ciertos personajes que deseaban impedir que él llevara a cabo la visión que Dios le había puesto en su corazón. Por ello Nehemías oraba, pedía a Dios que le ayudara para terminar lo que había empezado. Sigue diciendo el apóstol Pablo que las fortalezas son de carácter intelectual, y dichas fortalezas se oponen al conocimiento de Dios por lo tanto Pablo debe destruirlas pero refutándolas intelectualmente a través del convencimiento. “esto se refiere a la destrucción total de las fortalezas de sabiduría humana y satánica y al rescate de aquellos que están en ellas para que no sean condenados”. [3]

Entonces un líder debe estar sujeto a la oración, a la guía del Espíritu Santo, para poder resistir a aquellos que están oponiéndose a la visión. Grandes batallas se han ganado de rodillas. Grandes ministerios han culminado dando mucha honra a Dios porque sus lideres estuvieron constantemente buscando que fuera Dios el que peleara por ellos. Solo los que entienden que Dios es mas poderoso que aquel que ejerce su poder en la tierra, pueden llegar a ver como todo lo que emprende es fructuoso.

Viva de manera irreprensible para evitar la crítica

Como dijimos, existen críticas tanto constructivas como destructivas. Así mismo hay críticas bien y mal fundamentadas, es decir que muchas veces alguien puede ser objeto de crítica por causa de su mal proceder y otras veces no. El líder deberá enfrentar un numero de veces criticas sin fundamento. Y eso es bueno porque genera confianza en sus seguidores. Cuando a un líder lo critican sin fundamento, lo que mantiene su posición es la integridad con la que vive. Esta estrategia tiene que ver más con el ser que con el hacer de la persona. La mejor forma de enfrentar las críticas es evitando ser personas a quienes se les puede señalar sus faltas. Cristo fue un hombre congruente con el mensaje que predicaba. De igual forma Pablo procuró ser irreprensible y ordenó que sus discípulos lo fueran también. “en cada lista que el apóstol Pablo dio a los líderes de las iglesias, la calificación primaria y más indispensable para los hombres en el liderazgo es que fueran «irreprensibles» (1 Timoteo 3.2, 10; Tito 1.6-7). Pablo empleó una palabra en griego que significa «por encima del reproche», sin culpa, sin mancha”.[4]

familia-orando

Ya que el líder está expuesto a las miradas de todos sus seguidores debe procurar cumplir fielmente con este principio. Pedro recomienda también: honren en su corazón a Cristo como Señor manteniendo la conciencia limpia, para que los que hablan mal de la buena conducta de ustedes en Cristo, se avergüencen de sus calumnias (1Pe 3:16, NVI). Entonces, no existe mejor defensa para los lideres que vivir de manera irreprensible, íntegros, sin tachas, sin señalamientos. Por su puesto que este es un esfuerzo constante. Se debe ser irreprensible todo el tiempo. Dentro y fuera de la organización, en la familia, en el trabajo, para ganar confianza de quienes lo siguen. Muchos lideres pierden su influencia cuando su vida esta llena de faltas graves. Cuando su discurso no coincide con sus hechos. 

Conclusión

Se ha expuesto cuatro razones por la cuales existe critica dentro las organizaciones. Estas razones analizadas fríamente son poco alentadoras, provocan muchas dudas y pocos deseos de ocupar puestos de liderazgo. Y si ya ejercemos dichos puestos, al estudiarlas, pueden provocar deseos de renunciar. Sin embargo como se ha desarrollado, la Palabra de Dios es fuente inagotable de bendición y ayuda en cualquier circunstancia. Porque provee un buen numero de principios aplicables, a nuestra vida y nuestro ministerio, lo cual es una ayuda firme para saber manejar la crítica. Por lo tanto, lo importante es, que aun cuando seamos criticados, busquemos fervientemente Dios para mantenernos firmes hasta que su voluntad sea otra.

 

[1] Alfred E. Tuggy, Lexico griego-español del nuevo testamento (TX: Editorial Mundo Hispano, 1996), 471.

[2] Ibíd. 604.

[3] Biblia de estudio MacArthur, Versión Reina-Valera, revisión de 1960. (Grupo Nelson: Colombia, 2011) 1628.

[4] John MacArthur Liderazgo,(Editorial Betania, división de Grupo Nelson: Nashville, Tennessee, USA, 2006), 163.

Estrategias misioneras de Pablo en la Iglesia de Filipo (Conclusión)

 En el articulo previo iniciamos viendo algunos elementos que contiene la carta de Pablo a los filipenses, ahora continuemos a partir de un aspecto teológico relevante, la salvación.

salvacion

  1. La Salvación

El Evangelio ha progresado, ha avanzado. Los filipenses no han dejado de participar del Evangelio (1:5), La teología paulina expone que en el proceso salvífico la Trinidad tiene participación. La Salvación la inicia Dios, Jesús la lleva a cabo, y el Espíritu Santo permite al creyente experimentarla.

  1. La cristología

La carta a los filipenses también deja un mensaje cristológico. Como la mayoría de la teología paulina, la carta a los filipenses también centra su mensaje en Cristo. Como se dijo previamente la salvación es alcanzada por medio de Cristo. El himno del capitulo dos enseña a los receptores de la carta y a los cristianos de este siglo, una excelente manera de llevar la vida cristiana (2:1-11). Pablo invita a que exista en la vida del creyente el mismo sentir humilde que hubo en Cristo. Que toda persona que ha creído en Cristo debe ver a los demás como superior a él mismo. Pablo quiere que el creyente ponga su mirada en la actitud que Cristo tuvo, al despojarse de sí mismo, no se aferró a su Gloria y se hizo hombre. Las relaciones del ser humano redimido deben estar basados en la vida de Cristo. Debe ser modelada su vida a la vida de Cristo.

 La Escatología

En 1:6, 10; 2:16 Pablo describe el día de Cristo como el día de la consumación de la salvación, es decir la segunda venida de Cristo. La teología paulina del “ya pero todavía no” es manifiesta en la carta también. Si bien es cierto los filipenses se jactaban de su ciudadanía romana, en Cristo se debe gozar de la ciudadanía celestial que ya posee (Fil 3:20). Mientras esta en este tiempo ya goza de las bendiciones del Reino pero aun no se completa el gozo, sino hasta el día de Cristo. Las dificultades presentes y las necesidades son parte de la vida cristiana pero la iglesia esta llamada para obtener el premio escatológico final (3:14).

rapto1

 Análisis misionero estratégico

 El segundo viaje misionero de Pablo al igual que los otros viajes alcanzó sus objetivos primordiales, que las personas conocieran el mensaje salvífico a través del Evangelio. La vida y pasión de Cristo fue el tema central de su predicación. Las estrategias misioneras de Pablo fueron varias.

  1. Dependencia del Espíritu Santo

En el versículo 6 del capitulo 16 del libro de Hechos, se narra como fue prohibida la llegada de Pablo en Asia, por medio del Espíritu Santo. También dice el texto que se los impidió en Bitinia. A través de una visión se les mandó predicar en Macedonia. Entonces toda expedición misionera debe estar dispuesta por la dependencia al Espíritu Santo. Antes de iniciar el primer viaje misionero fue el mismo Espíritu quien pidió a Pablo y Bernabé para emprender esta travesía.

  1. Iglesia enviadora

La labor misionera debe estar apoyada por una iglesia que lo respalde. En el primer viaje misionera de Pablo la iglesia oró por ellos antes de empezar este recorrido. El trabajo misionero resulta mas difícil llevarlo a cabo sino se cuenta con una iglesia que lo respalde. La iglesia se compromete a orar constantemente por el misionero, se puede y debe comprometer con el sustento económico, y el cuidado pastoral.

  1. Apoyo misionero

Otro aspecto relevante de la labor misionera de Pablo es que generalmente viajaba acompañado. Realizaba la labor misionera pero también discipulaba a quienes lo acompañaban. En el caso de Lucas como se ha dicho pudo ser quien se quedó a cargo de la iglesia de Filipos. Pablo buscó que otras personas se involucraran en el trabajo. Para el caso de los casados su esposa se convierte en apoyo a su labor, pero también se requiere formar equipos de trabajo en la labor misionera. La ayuda fraternal ayuda mucho en esta causa.

iglesia-misionera-cruz-reflejada-en-mapa

  1. La ubicación de los lugares de reunión

 Conociendo que las personas se reunían en los días de reposo, Pablo fue en búsqueda de ellos. Una estrategia que Pablo empleó fue esa precisamente que los lugares donde predicara estuvieran concurridos. En algunos casos fueron las sinagogas donde Pablo discutía sobre el cumplimiento de la llegada del Mesías. A través de ello muchas personas aceptaron que Jesús era aquel a quien ellos esperaban.

  1. El mensaje es predicado sin restricción

En el primer grupo de personas alcanzadas en Filipo se encontraba Lidia. Y otras mujeres. Es decir que no puede limitarse la predicación a un grupo especifico de personas. Pablo a pesar de ser judío no vio con malos ojos predicarle a aquellas mujeres. De igual manera sucedió con la familia del carcelero que se convirtió durante el incidente en la cárcel. Pablo estaba fijado en predicar el Evangelio y eso hizo. Sin distinción.

  1. Enfrentar las adversidades

La joven endemoniada resultó un problema para Pablo, pero no fue razón para no enfrentarlo. Esto le acarreó mas problemas aparentemente pero no fue así. Le abrió la posibilidad de predicarles a otros como el carcelero y su familia.

  1. Seguimiento a la iglesia

Como se ha dicho se presume que fue Lucas quien se quedó asignado para continuar la labor con la iglesia de Filipo. Un gentil a los gentiles. Una iglesia autóctona guiada por alguien que pudiera identificarse con ellos. Los misioneros pueden plantar iglesias pero es mejor cuando se establecen liderazgos propios de los lugares donde se planta las iglesias.

Estrategias misioneras de Pablo en la iglesia de Filipo (2da Parte)

En el articulo anterior vimos el contexto histórico de la ciudad de Filipo, ahora veamos el contexto histórico de la iglesia en Filipo. 36489 002-4 BIBLE MAP

  1. Contexto histórico de la iglesia de Filipos

En su segundo viaje misionero el apóstol Pablo llegó a la ciudad de Filipos según relata Lucas en (Hechos 16:11-40). Luego de haber zarpado de Troas, y haber pasado por Samotracia, Lucas relata que un día después al puerto de Neápolis, y de allí a la ciudad de Filipos, (Hechos 16:11). La iglesia de Filipos puede decirse que fue la primera iglesia fundada por Pablo en Europa. El año en que Pablo arribó a Filipos es incierto. Para algunos escritores como Gordon Fee, Pablo llegó por el año 49 d.C. para otros como Hendriksen y Macarthur fue alrededor de los años 50 al 52. Para la llegada de Pablo a Filipos la ciudad ya no era tan basta en sus minas de oro, la constante explotación habían agotado por completo los yacimientos del metal precioso. Los acompañantes de Pablo en este viaje misionero eran: Silas, a quien Pablo escogió luego que se separara de Bernabé y el joven Timoteo, quien se les unió en Listra. Timoteo era hijo de madre judía y padre gentil (16:1). Pablo decidió circuncidarlo por causa de los judíos (16:3).

En Hechos 16:10-16, Lucas habla en primera persona plural, con lo cual se puede entender que dentro de los acompañantes de Pablo también se encontraba él. Para Everett Harrison Lucas fue quien se quedó a cargo de la iglesia de Filipos, al término del trabajo misionero y la partida hacia Tesalónica. La condición de gentil le permitió adoptar el rol de pastor de aquella iglesia naciente.[1] Como previamente se ha dicho, Filipos era una ciudad en su mayoría gentil. Los habitantes judíos eran muy escasos. Esta es la razón por la cual se concluye que no existía una sinagoga judía. Según los preceptos rabínicos se necesitaban diez varones judíos, que fueran cabeza de hogar, para formar una sinagoga.

Al carecer de un lugar de reunión, dice el texto que Pablo y compañía salieron fuera de la ciudad, junto al río Gangites, (16:13), –por cierto que el nombre de este río no aparece en el relato bíblico– donde se habían reunido un grupo de mujeres a orar. El hecho que las buscaran a las afueras de la ciudad y cercano al río es porque cuando los judíos no tenían sinagogas realizaban sus reuniones de oración por lo general lo hacían a orillas de los ríos, también las sinagogas las construían cercanas a los ríos por causa de las abluciones que realizaban. El imperio romano toleraba las reuniones de los judíos aunque preferían que estos salieran de los contornos de las colonias cuando se trataban de cultos religiosos distintos a los que practicaban ellos. En conclusión, la ciudad de Filipos era una ciudad europea, de origen griego, históricamente importante y políticamente también. Privilegiada por el imperio, orgullosamente romana, rica en minerales y en su comercio proveniente de su agricultura. Con escasa población judía y plagada de costumbres religiosas paganas. Con estos antecedentes debe observarse ahora, el contexto teológico de la ciudad.

  1. Contexto Teológico

Como se ha dicho la ciudad de Filipo era mayoritariamente gentil, por ende sus practicas eran paganas e idólatras. Para una comprensión mas profunda deberá verse a Filipos durante la llegada de Pablo y la enseñanza posterior que Pablo realiza en la carta que les envía.

  1. El contexto teológico de Filipo a la llegada de Pablo

La oposición demoniaca y la idolatría de aquella ciudad eran opuestas al mensaje paulino. La creencia religiosa de los filipenses a la llegada de Pablo era netamente politeísta. Dentro de la ciudad romana de Filipos, Pablo tuvo que enfrentar diversas situaciones. Lo mas destacado fue el problema de una joven endemoniada, quien estaba poseída con espíritu de adivinación, ella era usada por unos hombres para obtener ganancias con las adivinaciones que realizaba. Pablo practicó un exorcismo a aquella muchacha lo cual provocó el descontento de sus amos y por esa razón Pablo y compañía fueron encarcelados.

Filipos

Al ser una nación pagana, fue fácil para aquellos hombres acusar a los misioneros delante de los magistrados de enseñar practicas distintas a los que ellos realizaban. Tanto la población como los magistrados aprobaron la acusación de aquellos hombres y esto derivó en que a Pablo y sus compañeros de milicia se les azotara y se les encerrara en la prisión (16:16-24). Pablo tuvo que enfrentar también el tema del pecado que por lo general existía en todas las ciudades gentiles. Según lo descrito en 2Cor. 8:1-5, Pablo visitó una segunda vez Filipos, la referencia en esta carta es que en el tercer viaje misionero Pablo visitó a las iglesias de Macedonia. Lugar donde según describe la gracia de Dios sobre abundaba. Pablo describe además que esta iglesia es generosa pese a sus circunstancias económicas.

  1. El contenido teológico de la carta a los Filipenses

La carta a los Filipenses esta incluida dentro de las denominadas cartas de la prisión. Es una carta practica, no contiene referencias veterotestamentarias. Sin embargo hubo temas teológicos relevantes que Pablo enseñó a través de esta misiva.

  1. La Salvación

El Evangelio ha progresado, ha avanzado. Los filipenses no han dejado de participar del Evangelio (1:5), La teología paulina expone que en el proceso salvífico la Trinidad tiene participación. La Salvación la inicia Dios, Jesús la lleva a cabo, y el Espíritu Santo permite al creyente experimentarla.

[1] 338

Estrategias misioneras de Pablo en la Iglesia de Filipo

Introducción

La plantación de iglesias es un proceso que requiere de personas que estén dispuestos a realizar el trabajo misionero. Además de ese compromiso los plantadores de iglesias deben ser miembros confiables, que testifican con sus vidas lo que han creído, personas maduras, irreprensibles, y preferentemente que posean conocimientos bíblicos-teológicos. La plantación de iglesias es un trabajo que requiere también de mucha planeación estratégica para llevarlo a cabo. Existen aspectos que deben tomarse en cuenta a la hora de plantar una iglesia, como por ejemplo, conocer la cultura, las costumbres y tradiciones, sus creencias religiosas y si es posible saber hablar el idioma materno de los lugares a donde se piense plantar una iglesia. Enfáticamente debe decirse que ningún viaje misionero debe realizarse sin antes haber estudiado estos elementos.

Pablo Misionero

Previo a adentrarse al aprendizaje de las estrategias utilizadas por Pablo al establecer la iglesia de Filipo, es necesario en primer lugar conocer sobre el contexto histórico de la ciudad de Filipos. Conocer cuales fueron sus orígenes, las circunstancias sociales en las que se encontraban a la llegada de Pablo. En segundo lugar conocer cuales son los asuntos teológicos que tuvo que enfrentar y también tuvo que resolver luego de haber fundado la iglesia de filipenses. Así como también conocer cuales eran sus concepciones religiosas, sus creencias y sus comportamientos sociales. Y así finalmente conocer cuales son las estrategias que pueden emplearse para poder llevar a cabo esta labor misionera a partir de lo realizado por el apóstol Pablo.

Análisis Histórico

  1. Origines de la ciudad.

FiliposLa ciudad de Filipos fue conocida originalmente como Krenides que significa: las pequeñas fuentes o fuentes. Este nombre tiene su origen porque en Filipos se encontraban una grande y variada cantidad de manantiales que se encontraban cercanos a la ciudad[1]. Filipos estaba ubicada en el extremo oriental, rodeada de grandes llanuras fértiles en la Macedonia central. Estaba a 16 km del mar, del Golfo Neáopolis (ciudad nueva) para ser mas precisos, que actualmente es conocido como Kolpos Kavallas. La ciudad estaba cercana a la Vía Ignacia. Los romanos fueron hábiles constructores de carreteras, implementaron nuevos sistemas de construcción y aportaron materiales que antes no habían sido usados para la construcción de caminos. La Vía Ignacia era una de estas carreteras construidas por ellos, su longitud era de 530 km, desde la costa este hasta la costa oeste de Macedonia.

[1] Biblia de estudio Macarthur

      2. Los fundadores de la ciudad

La ciudad fue fundada por colonos griegos de la isla de Tasos alrededor del año 360 a.C. El nombre de Filipos proviene de su conquistador, Felipe II de Macedonia. Quien fue padre de Alejandro Magno. En el año 356, Felipe II se dice que conquistó la ciudad por dos razones importantes. En primer lugar por su situación estratégica. Tanto por abastecimiento de alimentos como por la provisión de agua, Filipos era un lugar apropiado para fines militares y políticos. En segundo lugar se dice que Felipe II llegó a Filipos porque la ciudad contaba con grandes depósitos de oro. La explotación agraria y mineral fueron dos razones suficientes para que la ciudad fuera conquistada por Felipe II.

Uno de los sucesos que le dan importancia en el plano histórico a Filipos son las dos batallas que se libraron en el año 42 a.C. Por un lado estaban Antonio y Octaviano, vengadores de la muerte de Julio César y por el otro estaban Casio y Bruto, quienes además de haber dado muerte a Julio César, eran defensores de la república romana. Luego de dos terribles batallas, las fuerzas de Antonio y Octaviano derrotaron a los ejércitos de Casio y Bruto. Esta batalla puso fin a lo que aquel entonces era conocida como la República Romana, y dio paso al Imperio Romano. Filipo se convirtió en colonia militar romana, fue rebautizada como Colonia Julia Filipense[1]. Posteriormente Octavio luego de derrotar a Antonio en el año 31 a.C., en la batalla de Actium, llegó a convertirse en el emperador César Augusto, en el año 29 a.C. La ciudad por estrategia de Octavio fue poblada con militares retirados. Con esto aliviaban la situación demográfica de Roma y aseguraban la lealtad al Imperio.

Felipe II

      3. La colonia romana

Al convertirse en colonia romana, Filipo gozaba de los beneficios del imperio, entre ellos la ciudadanía romana. Filipos tenía autonomía del gobierno provincial y los mismos derechos otorgados a ciudades en Italia, incluido el derecho de la Ley Romana. No podían ser azotados, tampoco arrestados a no ser por casos extremos, y podía apelar sus derechos al emperador. Estaban dentro del registro ciudadano de Roma. Según Willian Hendriksen, Filipo era como una pequeña Roma. Como una ciudad imperial a escala menor[2]. Sus habitantes eran como la mayoría, orgullosos de ser ciudadanos romanos. Los filipenses usaban el idioma latín oficialmente. Aunque para cuestiones comerciales y la vida común el griego era el idioma utilizado ya que la ciudad estaba situada en Grecia. Los filipenses estaban exentos de pagar tributo sino que también gozaban de la posibilidad de comprar y vender tierras, o conservarlas si fuera el caso. Por estas descripciones puede deducirse que Filipos era una ciudad mayoritariamente gentil. Con pocos habitantes judíos.

[1] Willian Hendriksen, pág. 8

[2] Ibíd. 11

En el siguiente articulo continuaremos hablando sobre este tema.. mientras tanto haz tu lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

 

Un gigante que nunca cae (final)

David vence a Goliat¿Suena exagerado? Quizás si. Pero es que así son los gigantes que nos atacan y caen pero se levantan. Vamos a pecados menos drásticos entonces. Que pasa con aquel joven que había vencido al gigante de la pornografía y la masturbación pero de pronto un día esta haciendo de nuevo lo mismo. O aquel hombre que estuvo a punto de divorciarse porque volvió a frecuentar prostíbulos, o aquella mujer que había vencido a la depresión y abuso de pastillas para calmarla. O que tal de aquel hombre que finalmente había vencido al gigante de la codicia y nuevamente esta haciendo cualquier tipo de trinquetes para hacerse de dinero. O que tal aquel hombre que finalmente le había puesto el pie encima al deseo desmedido de fantasear con mujeres y ahora esta cada vez mas atado a esta pasión, o que tal aquella mujer que había podido golpear duramente con la piedra de la verdad al gigante de la mentira y el chisme, y ahora esta nuevamente en problemas fuertes por soltar la lengua de más, o que tal aquel hombre que finalmente había logrado que el gigante del adulterio y la infidelidad cayeran pero nuevamente esta involucrado en otra relación extra marital. Ves no es exagerado, hay gigantes que caen pero no se quedan en el suelo.

gigante vencido

Ahora bien, tengo que aclarar que no estoy diciendo que Dios no tiene poder para derrotarlos, por supuesto que lo tiene, de hecho el Rey David triunfó ante aquel gigante abusivo y fanfarrón porque peleó en el nombre de Jehová de los ejércitos, la victoria se la otorgó Dios. David no peleó a titulo personal, o no fue la buena puntería la que le dio la victoria en aquella batalla, fue el poder de Dios en esa piedra. Y es precisamente esto lo que intento decirte, ya que estos gigantes caen, pero luego se levantan, tengo que exhortarte a cuidarte, a protegerte, a salva guardarte de todos los ataques que llegan en este fuego cruzado que pone delante de ti el enemigo. El apóstol Pablo nos dice que es necesario de manera imperativa que uses la armadura de Dios para librarte y protegerte, pero sobre todo para mantenerte firme ante los ataques del diablo. Todo cristiano necesita estar con el cinturón de la verdad bien puesto, protegidos con la coraza de justicia, los pies protegidos con el calzado de la disposición de proclamar el evangelio, el escudo de la fe, para apagar las flechas del enemigo, el casco de la salvación y la espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios.

armadura-cristiano

 En esta pelea no hay treguas, el enemigo quiere matarte, destruirte, y robarte todo lo que Dios te ha dado, por lo tanto no pienses que todo se acaba con la victoria de una batalla, esta es una guerra y en una guerra se libran cientos de batallas, siempre hay heridos, siempre hay daños colaterales, siempre hay perdidas, pero lo importante es estar preparado para enfrentarlas. Dios no quiere que nosotros perezcamos, y nos guarda, no permite que nuestro pie resbale, pero por lo general nosotros somos los que le damos los primeros auxilios a nuestro gigante y lo levantamos. Lo despertamos con nuestras propias conductas. Con nuestra exagera confianza.

Con nuestros descuidos y malas decisiones. Nosotros le permitimos que se levante, es mas creo que lo consentimos tanto que hasta esperamos que se levante y nos vuelva atacar. A ningún gigante hay que permitirle que se despierte, es mas ni cerca deberíamos estar para evitar que con un pequeño movimiento se levante. Las huestes de maldad nunca van a descansar para derrotar a un hijo de Dios, no están conformes. Tu eres su enemigo numero uno para ellas, tu eres su principal objetivo, tu vida cristiana es la que les interesa que se termine, tu vida familiar, tu vida personal, tus relaciones esas son las que le despiertan el interés. Asi que no pienses que eres lo suficientemente bueno como para no ser cuidadoso en la manera en que estas viviendo. Huye, protégete, cuídate, no confíes, no consientas, porque el enemigo no se tentará el corazón porque no lo tiene para derribarte, y cuando lo haga solo sentirá alegría y habrá fiesta en las regiones celestes.

 https://www.youtube.com/watch?v=6bl7fXwh_7c

 

UN GIGANTE QUE NUNCA CAE (1era parte)

David y Goliat

Me encantan las historias donde siempre triunfa el bien sobre el mal. Donde el mas débil se convierte en el héroe de la historia. Como en esas películas donde la trama gira alrededor de un debilucho, de un don nadie, de un x, y que luego de cierta manera se convierte en un súper héroe o salvador del problema, me encantan porque triunfan los buenos. En la Biblia la historia mas conocida y reconocida por la gran mayoría es la historia del joven David, ese muchacho pastor de ovejas que fue menospreciado por su padre y hermanos, pero que era capaz de matar osos y leones para evitar que dañaran a sus ovejas. Ese chico valiente que mató al gigante que tuvo paralizado de miedo a todo un ejercito por cuarenta días, a ese que medía casi tres metros, tenía un casco y una coraza que pesaban casi cincuenta y cinco kilos, cuya lanza se parecía al rodillo de un telar y tenía una punta de hierro que pesaba siete kilos, a ese que incluso se atrevió a ofender al Dios altísimo, si a ese fue quien mató el joven David con su onda y una sola piedra.

Es una historia única, porque libró al pueblo, se ganó fama entre toda la nación y cuando se convirtió en rey fue el mejor gobernante del pueblo de Dios. No solo eso sino que su vida era conforme al corazón de Dios. Puede decirse que en aquella batalla el gigante que cayó le dio valor al resto del pueblo para vencer al resto de sus enemigos filisteos. La batalla fue todo un éxito porque el gigante cayó y los enemigos huyeron. Tanta fanfarronería no sirvió de mucho para aquellos filisteos que se sentían confiados gracias al gigante que los representaba y les impulsaba. A primera vista era mas probable que David perdiera la batalla porque la diferencia entre ambos era considerable. Estoy seguro que en la casa de apuestas la victoria de David pagaba mucho, porque todo estaba en su contra, sin embargo David salió vencedor, el gigante no solo cayó, aquel día fue decapitado y con él todo un pueblo salió derrotado.

La vida cristiana esta llena de luchas constantes contra gigantes igual o mas poderosos que Goliat, gigantes qDavidyGoliatue se levantan contra nosotros constantemente y nos atemorizan, nos intimidan y hasta nos paralizan de golpe. Nos enfrentamos en batallas campales donde las probabilidades también son menores a las que tienen nuestros oponentes. A diferencia de David que pudo ver a su oponente cara a cara nuestras luchas no son contra carne ni sangre –dice el apóstol Pablo en Efesios 6:12– sino contra principados, potestades, gobernadores de las tinieblas, huestes espirituales de maldad en las regiones celestes, contra seres que usan tácticas distintas en contra de nosotros, que de alguna manera conocen nuestras debilidades y nos atacan donde mas nos duelen. Estos gigantes no caen con una sola piedra, y si caen no se quedan en el suelo de un solo golpe, resurgen constantemente. Estos gigantes son insistentes, tercos, no descansan hasta ver como tu caes delante de ellos, como tu y yo pecamos, no paran hasta conseguir que tu y yo ofendamos a nuestro creador con nuestras conductas indebidas.

El gigante de David cayó, murió y fue decapitado, pero muchos de nosotros nos enfrentamos con un gigante que nunca cae, que parece que esta vencido pero se vuelve a levantar. He visto hermanos que antes de conocer a Cristo vivieron sumergidos en el alcoholismo y luego el Evangelio los cambió rotundamente, y se levantan y viven con una plenitud de gozo digna de admirar, pero luego por distintas circunstancias el gigante que parecía derrotado se levanta y los vuelve a tirar al suelo, muchos de ellos se reponen otros simplemente sucumben ante esta bestia. Pero no solo el alcoholismo o las drogas son gigantes que se levantan para volver a destruirnos también están aquellos que provocan daños en la vida personal de cada persona. Un hermano estuvo preso por haber participado en un robo, fue regenerado y un día su situación financiera se vino al piso, se quedó sin trabajo y le resultó mas fácil recurrir a las viejas practicas que lo llevaron de nuevo a la prisión.

David vence a Goliat

Perfeccionando a los santos

No se tu pero a mi me disgusta ver que alguien no haga bien su trabajo o peor aun que no lo haga como debe hacerlo. Por ejemplo si hablamos de seguridad me molesta que no la tengamos. Los delincuentes entran y salen de la cárcel como si fuera su casa. Nuestro sistema esta mal. O que pasa con nuestros queridos diputados por ejemplo, ganan un platal y si quieren van a trabajar y si no sienten que el día es apropiado, no llegan o disuelven las reuniones. Cualquier día o semana es ideal para viajar o vacacionar. Y así podría citar un sin fin de ejemplos, para sostener que es molesto ver que alguien no esté desarrollando su trabajo como se esperaría.

Pero que pasa con la iglesia cristiana de hoy. ¿Estará haciendo bien su trabajo? ¿Será que esta desarrollando la obra como Dios le ha pedido que lo haga? ¿Estará realizando lo establecido en la gran comisión? En este punto creo que lejos de molestarme me entristece, porque gracias a que hemos dejado de hacer una buena labor discipuladora, muchos hermanos han crecido mal formados. Existe mucho analfabetismo bíblico y teológico. La razón por la que muchos creyentes hoy no se han comprometido mas con la obra es porque desconocen al Señor de la Obra. Soy un convencido que uno de los puntos medulares de la gran comisión es: hacer discípulos. Es hacer  verdaderos seguidores de Jesús, comprometidos en seguir con el efecto multiplicador. Creyentes instruidos en la Sana Doctrina, dispuestos a llevar las buenas nuevas de Salvación a otros. Preparados para presentar defensa ante quien lo pida. Creciendo en amor, humildad y buenas obras. Deseando cada día parecerse mas a su Maestro. Anhelando crecer en fe y mansedumbre.

discipulado

Pablo en la carta a los Efesios nombra a los encargados para realizar este trabajo y también menciona cual es el propósito de llevar a cabo esta obra. Pablo dice de Cristo:

 Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo.

 Cristo capacitó a un grupo de hermanos a través de distintos dones para que perfeccionen a Su Grey. Es decir que la tarea fundamental de quienes dirigen una iglesia hoy día es perfeccionar a los miembros de una iglesia. Perfeccionar proviene de la palabra griega katarismós que tiene el sentido de reparación para reutilizarse. También da la idea de componer, organizar, y equipar. William Barclay dice que esta palabra tiene una connotación de ajustar o habilitar algo para un propósito determinado. La iglesia debe restaurar a sus miembros, equiparlos, organizarlos y habilitarlos para un fin específico, el ministerio o servicio. Ves, el efecto multiplicador, perfeccionados para perfeccionar.

 Otro propósito es edificar a la iglesia es decir hacer una bloque monolítico de ella, formar parte  de un todo. Ser iguales en cuanto lo que somos, sabemos y conocemos. Como ingeniero te digo que Todas las partes de un edificio son planeadas y consideradas para  que funcionen perfectamente y brinden un servicio adecuado a quienes van habitarlos o utilizarlos. Bueno la idea de Pablo es que la iglesia llegue a ser una construcción bien hecha, que forme parte de un todo, el Cuerpo de Cristo. Qué seamos un todo en cuanto a nuestra fe y conocimiento de Dios. Esta es una de las grandes deficiencias de muchos hermanos hoy día, su falta de fe y poco conocimiento de Dios. Cristo espera que los encargados de discipular a otros lo hagan enseñando la Palabra de Dios por medio de la cual viene la Fe. Que conozca cómo es Dios y que espera de ellos. En tiempos en los cuales hay tantas filosofías y falsas enseñanzas es necesario que los creyentes estén bien cimentados en las verdades bíblicas.

 Esta labor es ilimitada, no es de un tiempo corto o como un curso de 6 meses. El aprendizaje debe ser continuo hasta un punto específico. Hasta que la iglesia alcance la medida de la estatura de la Plenitud de Cristo. La iglesia debe estar en constante instrucción. Creciendo en conocimiento. Y eso es precisamente lo que hemos dejado de hacer, no estamos instruyendo a nuestros hermanos. Muchos incluso desconocen los fundamentos básicos de la fe. Desconocen las doctrinas elementales que todos se supone deberíamos saber. Hemos dejado de capacitar y por eso hemos dejado de crecer espiritualmente. No nos estamos pareciendo a Cristo porque no lo estamos conociendo bien. Muchos templos están llenos  pero los hermanos están vacíos dentro de sí. Pablo dice que es necesario capacitar a los hermanos:

 Para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error.

 Has visto cuantas denuncias se hacen en internet por causa de muchos falsos maestros que enseñan cada cosa tan vergonzosas. O cuantos hermanos tienen unas ideas tan descabelladas sobre lo que es la fe, Cristo, o Dios. Pablo está enseñando que no debemos ser niños de pecho, que son llevados a cualquier lugar. Que acepta todo lo que se les da a conocer. Qué no razonan, no analizan y tampoco reflexionan. Muchos seudo cristianos usan artimañas para obtener de los miembros de sus iglesias todo el dinero que quieran, los engañan a base de artimañas, estrategias y ellos dicen amén a todo. ¿Has leído que ahora muchas instituciones están de acuerdo con los matrimonios homosexuales?  Muchos no tienen una opinión al respecto porque no saben si esta bien o mal. Leía la noticia de un cantante gay muy famoso, que dijo que la Biblia no tiene autoridad para decidir si es lícito o no el matrimonio homosexual, y me consterna porque sino tenemos una postura clara y definida, entonces si que estaremos en serios problemas, porque esto cada día estará mas presente en nuestras sociedades. Eso es de lo que nos quieren prevenir que no caigamos en tantos errores por el simple hecho que desconocemos la Verdad.

Pablo lo contrasta al decir que el cuerpo debe ser enseñado para seguir la Verdad en Amor, que necesitamos crecer sanamente, bien concertados, unidos, ayudándonos mutuamente según la función de cada uno. No dejemos de hacer la obra que se nos ha encomendado, hagamos bien nuestro trabajo porque tenemos una gran responsabilidad delante de quien nos ha dado los Dones. Instruyamos a la iglesia, hagamos bien nuestra labor. Enseñemos para que luego otros enseñen. Hagamos discípulos para que luego estos discipulen a otros. El amor dice Colosenses es el vínculo perfecto y por lo tanto es lo que ayudará a que todos nos ayudemos mutuamente, el amor a mis hermanos, el amor a mi Ministerio y sobre todo el amor a Jesucristo. La iglesia que no este haciendo buenos discípulos simplemente no esta realizando bien su trabajo. Necesitamos estar conscientes que no importan los números, las estadísticas, lo importante es que cada uno entendamos que necesitamos crecer cada día hasta parecernos mas al Señor.

 Como siempre Haz tu lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

 Acá dejo un video que muestra mas de ese efecto multiplicador del que estoy hablándote…

PREDICANDO CON FIDELIDAD EL EVANGELIO

Pues no me envió Cristo a bautizar, sino a predicar el evangelio; no con sabiduría de palabras, para que no se haga vana la cruz de Cristo, (1Co 1:17).

PentecostesEl apóstol Pablo en múltiples pasajes de la Biblia describe acerca del llamado que recibió de parte de Dios. Un llamado con un propósito específico, predicar el Evangelio de Cristo. En el saludo que hace a los corintos Pablo dice sobre su llamado al ministerio de la predicación que fue por la voluntad de Dios, algo que da un parámetro para todos los que deseen emprender en este ministerio tan maravilloso y único. El llamado proviene de Dios, es un llamado para cada persona en especifico y con un propósito especifico. Tal es el caso de Pablo. En la carta a los Romanos Pablo especifica el propósito de ese llamado, escribe lo siguiente: Yo, Pablo, esclavo de Cristo Jesús y elegido por Dios para ser apóstol y enviado a predicar su Buena Noticia (Ro 1:1, NTV). Pablo no fue llamado a bautizar, y tampoco fue llamado a realizar alguna otra tarea especifica, sino que su llamado fue a predicar el Evangelio de Salvación. La Semilla de Fe que se pretende destacar en esta publicación tiene que ver con la calidad de la predicación del Evangelio que se esta realizando en el siglo XXI comparado a partir de cómo Pablo desarrolló este ministerio.

Para empezar la predicación del apóstol Pablo estuvo basada en la sabiduría divina y no en la sabiduría humana, ya que en tiempos de Pablo habían corrientes griegas conocidas como los gnósticos, quienes fundaban sus ideas y sus creencias en el conocimiento filosófico. No comprendían de la misma manera que Pablo la predicación o la exposición de ningún tipo. Pero en el caso de Pablo esta sabiduría provenía del conocimiento de Cristo. Este conocimiento lo podemos entender en dos rutas principalmente.

La primera de estas rutas es el conocimiento experimental con Cristo. Pablo era uno de los principales perseguidores de la iglesia naciente. Fue testigo presencial de la muerte de Esteban, consintiendo su lapidación.  Pero de camino a Damasco siempre buscando detener a los cristianos tuvo su encuentro personal con Cristo, y luego de unos días su vida fue transformada completamente, pasó de ser un perseguidor a un predicador, rápidamente se dio a la tarea de predicar el Evangelio. La segunda ruta tiene que ver con el conocimiento a partir de las Escrituras. Pablo fue discípulo de Gamaliel uno de los principales rabinos de su tiempo, fue destacado en su labor como fariseo, instruido además en una de las principales universidades de su tiempo, la universidad de Tarso. De ahí que su nombre anterior era Saulo de Tarso. Por lo tanto Pablo llenaba a cabalidad las cualidades indispensables para predicar el Evangelio. Ningún predicador puede aventurarse a realizar este ministerio sino tiene un conocimiento personal y bíblico de Cristo.

periplo_01

Dicen los que saben que uno de los fundamentos importantes para exponer en publico de manera exitosa es manejar el tema que se pretende exponer. Conocer ampliamente sobre lo que se va a hablar.

 Pablo conocía a Cristo tanto presencialmente como escrituralmente. Por eso Pablo decía a los colosenses que el intercedía en oración por ellos: para que fueran alentados sus corazones, y unidos en amor, alcancen todas las riquezas que proceden de una plena seguridad de comprensión, resultando en un verdadero conocimiento del misterio de Dios, es decir de Cristo, en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento, (Colosenses 2:2-3). Es decir que quien pretende predicar de Cristo debe conocer a Cristo y de Cristo. La predicación paulina es la que anuncia la cruz de Cristo, mensaje que para los que la rechazan parece ridícula, pero para los que la aceptan es poder de Dios (1Cor 1:18). Este conocimiento del que Pablo habla se comprende de mejor forma en el siguiente pasaje: “Ya que Dios, en su sabio designio, dispuso que el mundo no lo conociera mediante la sabiduría humana, tuvo a bien salvar, mediante la locura de la predicación, a los que creen”. (1Co 1:21, NVI). En conclusión la predicación verdadera está íntimamente ligada con el conocimiento de Cristo de lo contrario son únicamente huecas sutilezas, mera palabrería.

La predicación es uno de los instrumentos que Dios utiliza para engrandecer su obra. Es a través de la predicación que las predicacion de pedropersonas llegan a conocer de Cristo. Por lo tanto se requiere que dicha predicación esté basada específicamente en lo que Dios tiene que decir, no en lo que el predicador quiera. En los capítulos dos al cuatro del libro de Hechos se narra sobre las dos veces que Pedro predicó a la multitud y los frutos que tuvo esa predicación. Los que recibieron las palabras de Pedro se bautizaron y se agregaron a las filas de la iglesia naciente, el número de aquellos fue un aproximado de tres mil personas (Hechos 2:41). La segunda ocasión que lo hizo los resultados fueron aún más sobresalientes pues el número de los que aceptaron su mensaje oscilaba entre los cinco mil. ¿Cuál fue la razón de tales resultados? Que ambos mensajes se basaron estrictamente en la persona de Cristo. Fueron predicaciones cristo-céntricas.

John MacArthur citando a Richard L. Mayhue dice: “La Escritura inequívocamente requiere una proclamación centrada en la voluntad de Dios y en la obligación que tiene la humanidad de obedecer. El patrón expositivo se recomienda a sí mismo, mediante hombres totalmente comprometidos con la Palabra de Dios, como predicación que es fiel a la Biblia”.(John MacArthur, La predicación, trad. Javier A. Quiñones Ortiz, 19).

lobo-1Esta cualidad que se observa en Pablo es desafiante. Invita a que como predicadores estemos procurando constantemente apegarnos a las sagradas escrituras. Estudiándola tal y como se observa en Esdras, pues dice que él: “se había dedicado por completo a estudiar la ley del SEÑOR, a ponerla en práctica y a enseñar sus preceptos y normas a los israelitas”, (Esdras 7:10, NVI). El error mayor que se observa en algunos de los predicadores de este tiempo es que no le han dado el lugar prominente a la Escritura que debe tener. Se ha caído en el error de forzar el texto. Procurando que este apoye alguna de las ideologías de las iglesias. Una de estas es la famosa corriente de la prosperidad, muchos procuran el uso de los textos para motivar el derroche de ofrendas de sus miembros. No pretendo decir que la Biblia no apruebe las ofrendas o el uso de los diezmos pero no es el punto central de la Escritura. Y es en este sentido que muchos han preferido apartarse de la fe porque ven que todas las predicaciones giran en base al dinero.

 FinalmCharles_Haddon_Spurgeon_by_Alexander_Melvilleente diremos que la predicación bíblica no solo consta del estudio del texto, y la oración incesante del predicador sino que también de la preparación adecuada del predicador. En múltiples sentidos, por ejemplo el predicador debe prepara
r su voz, su intelecto, su capacidad de expresión. Charles Spurgeon, el príncipe de los predicadores describe: “Si me es menester predicar el Evangelio, no podré hacer uso sino de mi propia voz. Y por tanto, debo educar mis órganos vocales. No puedo pensar sino con mi propio cerebro, ni sentir sino con mi propio corazón, y en consecuencia, debo cultivar mis facultades intelectuales y emocionales”. (Charles Spurgeon, Discurso a mis estudiantes, 6).

Así que si tu estas inmerso en este santo ministerio de la predicación, recuerda conocer a la Persona de quien vas a hablar, ser fiel a Su Palabra y prepararte constantemente para hacerlo con fidelidad. Me despido como siempre diciéndote: haz tu lo posible y deja que Dios haga lo imposible.