‘Yo me acosté y me dormí; desperté, pues el Señor me sostiene. ‘ (Salmo 3:5)

Descanso Reparador

Si algo es común en nuestros días es, el insomnio. No son pocas las personas que trasnochan por no poder conciliar el sueño. Las preocupaciones diarias, los afanes, las deudas, los compromisos laborales, la incertidumbre de lo que vendrá, son los principales responsables de todo eso. Si añadimos que el entretenimiento de las redes sociales también contribuye, podemos concluir que somos una generación que con dificultad duerme. Pasamos horas tras horas, procurando dormir. Recurriendo a remedios caseros, o incluso fármacos, al punto que algunas personas se vuelven dependientes a ellos. 

En nuestro texto de hoy, tengo que aclarar que quien lo escribió no vivía precisamente el mejor de los momentos. No lo hizo sentado a la orilla del Mar Mediterráneo, tampoco lo hizo desde la quietud de su palacio, o en la tranquilidad de un jardín. Para nada, lo hizo mientras huía en medio de la noche. Escapaba para salvar su vida, pues su hijo quería matarlo. Aun así, y en medio de la angustia, le dice al Señor, YO TUVE UN DESCANSO REPARADOR PORQUE TU VELABAS MI SUEÑO. 

Siempre que leo declaraciones de fe como esta me quedo boquiabierto. Porque el nivel de confianza del salmista era tal que sin importar sus circunstancias, él puede descansar por completo en Su Señor. ¿Qué significa esto? Que no importa cuán apesadumbrado estés hoy, que tan complicado parezca el panorama, no importa que no veas la salida, y pienses que todo terminó para ti, Dios es quien te sostiene en medio de todo.

Comprende esta gran verdad y hazla tuya: Tu puedes estar enfrentando cualquier adversidad, atravesando el desierto incluso, viviendo con insomnio por causa de los problemas, los que sean, pero recuerda esto: DIOS ES QUIEN TE SOSTIENE Y TE DA UN DESCANSO REPARADOR, solo deposita plenamente tu confianza en Él. Él hará que tu sueño sea tan reparador que podrás levantarte al día siguiente diciendo: GRACIAS A TI, YO PUEDO SEGUIR ADELANTE.

Tu puedes estar enfrentando cualquier adversidad, atravesando el desierto incluso, viviendo con insomnio por causa de los problemas, los que sean, pero recuerda esto: DIOS ES QUIEN TE SOSTIENE Y TE DA UN DESCANSO REPARADOR

Semillas de Fe

Espero que tu corazón sea buena tierra, para que esta Semilla de Fe germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Si te gustó, dale me gusta, compártela y déjanos tus comentarios. Me despido como siempre diciendo, haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Semillas de Fe

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s