UN AMOR INCONDICIONAL

‘Esto os mando: que os améis los unos a los otros. ‘ (Juan 15:17)

Hay un dicho que reza: “las ordenes no se discuten, se cumplen”, y aunque no siempre podemos estar de acuerdo con ello, si alguien que es superior a nosotros, nos manda a hacer algo, debemos hacerlo. El mandato no da opciones a juicios, a supuestos, solo debe de cumplirse y punto. 

En nuestro texto, por ejemplo, Jesús como Señor nuestro, (obviamente si lo has aceptado como Señor), esta ordenando a que sus discípulos se amen unos a otros, incluye a lo demás también. Tenemos que hacer notar que este tipo de amor no esta sujeto a ninguna condición. Es decir, Jesús no dijo: ámense si el otro los ama, si le cae bien, si se porta bien, o si hace algo bueno por ustedes. No, Él esta ordenando que se amen de forma INCONDICIONAL. Enfatizo esta parte, porque la forma natural de amar a los demás, es reaccionando a la forma en que nos aman. O no es verdad que: ¿Si te hacen un favor, lo devuelves? ¿Si te dan un obsequio, haces lo mismo? ¿Si te saludan, saludas? Así somos. No aplicamos la Regla de Oro. No somos capaces de dar sin esperar algo a cambio. O no somos capaces de dar el primer paso.

Sin embargo, a través de este mandato, Jesucristo nos esta ordenando, ámense como yo los he amado. ¿Cómo es eso Señor? (1) Sacrificialmente. Jesús en Juan 15 nos expresa que Él pone voluntariamente Su Vida por sus amigos. (2) Humildemente. Jesús nos muestra que se humilló al despojarse de Sí Mismo para poner Su Vida y luego tomarla para Salvación del que Cree. (3) Misericordiosamente. Jesús nos muestra que antes que siquiera pensáramos en buscarlo, Él dejó la eternidad para ir en busca de lo que se había perdido. Pregunto: 

¿Procuras dejar de lado tu orgullo y dar el primer paso? ¿Estás cumpliendo tu labor como discípulo de Cristo? ¿Brindas amor condicional o incondicional a los demás? Grábate esto: Aunque no siempre es fácil amar a otros, el mandato divino es que: AMEMOS DE FORMA INCONDICIONAL. 

Es decir, Jesús no dijo: ámense si el otro los ama, si le cae bien, si se porta bien, o si hace algo bueno por ustedes. No, Él esta ordenando que se amen de forma INCONDICIONAL

Semillas de Fe

Espero que tu corazón sea buena tierra, para que esta Semilla de Fe germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Si te gustó, dale me gusta, compártela y déjanos tus comentarios. Me despido como siempre diciendo, haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Semillas de Fe.

UN MUNDO NUEVO

‘Pero, según su promesa, nosotros esperamos nuevos cielos y nueva tierra, en los cuales mora la justicia. ‘ (2 Pedro 3:13)

¿Cuándo terminará todo esto? ¿Hasta cuando estaremos en este mundo sufriendo? ¿Cuándo terminarán las injusticias? ¿Hasta cuándo veremos que las cosas cambien? ¿Cuándo se empezarán hacer las cosas bien? 

Con toda honestidad, creo no ser el único que se ha preguntado más de una vez estas cosas. Más, cuando vemos lo que esta ocurriendo en el mundo. Violencia, corrupción, perdida de valores, incredulidad, ideologías opuestas a la voluntad de Dios, enfermedades, terremotos, guerras, conspiraciones, pobreza, y así podría continuar con la lista, y me faltaría papel para describir todo lo que a diario escuchamos. En conclusión: el mundo esta en franca decadencia, agonizante, al mismo tiempo que suplicante de cambios. 

Sin embargo, para el creyente, el panorama es alentador. (1) EL CREYENTE TIENE UNA PROMESA HECHA POR SU SALVADOR. Esto es lo que quiero resaltar, que la Promesa es segura porque Dios no miente. Desde el Génesis hasta el Apocalipsis, ha prometido un lugar de reposo eterno. La carta a los Hebreos habla al respecto aunque también advierte lo fatal que resultará para los incrédulos. Por tanto, tú que lees esta carta, presta atención a esta gran verdad: LA PROMESA ES SEGURA. (2) EL CREYENTE TIENE LA ESPERANZA DE UN MUNDO NUEVO. Querido lector, ten presente lo siguiente: Este mundo terminará, y se renovará, y en su rejuvenecimiento será totalmente distinto a lo que hoy conocemos. Todo lo malo finalmente acabará. Habrá justicia, habrá vida, salud, regocijo, pero sobre todas las cosas y eso es lo más sublime, SU PRESENCIA ESTARÁ CONTIGO. ¡Gloria a Dios! 

¿Crees en la promesa del Salvador? ¿Anhelas esos cielos y esa tierra nueva? ¿Añoras el día en que morarás a su lado para siempre? Termino diciendo: Si eres de los que viven sin esperanza alguna, entonces VEN A CRISTO, QUIEN PROMETE UN MUNDO NUEVO. 

Espero que tu corazón sea buena tierra, para que esta Semilla de Fe germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Si te gustó, dale me gusta, compártela y déjanos tus comentarios. Me despido como siempre diciendo, haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Semillas de Fe.

DESCANSO REPARADOR

‘Yo me acosté y me dormí; desperté, pues el Señor me sostiene. ‘ (Salmo 3:5)

Descanso Reparador

Si algo es común en nuestros días es, el insomnio. No son pocas las personas que trasnochan por no poder conciliar el sueño. Las preocupaciones diarias, los afanes, las deudas, los compromisos laborales, la incertidumbre de lo que vendrá, son los principales responsables de todo eso. Si añadimos que el entretenimiento de las redes sociales también contribuye, podemos concluir que somos una generación que con dificultad duerme. Pasamos horas tras horas, procurando dormir. Recurriendo a remedios caseros, o incluso fármacos, al punto que algunas personas se vuelven dependientes a ellos. 

En nuestro texto de hoy, tengo que aclarar que quien lo escribió no vivía precisamente el mejor de los momentos. No lo hizo sentado a la orilla del Mar Mediterráneo, tampoco lo hizo desde la quietud de su palacio, o en la tranquilidad de un jardín. Para nada, lo hizo mientras huía en medio de la noche. Escapaba para salvar su vida, pues su hijo quería matarlo. Aun así, y en medio de la angustia, le dice al Señor, YO TUVE UN DESCANSO REPARADOR PORQUE TU VELABAS MI SUEÑO. 

Siempre que leo declaraciones de fe como esta me quedo boquiabierto. Porque el nivel de confianza del salmista era tal que sin importar sus circunstancias, él puede descansar por completo en Su Señor. ¿Qué significa esto? Que no importa cuán apesadumbrado estés hoy, que tan complicado parezca el panorama, no importa que no veas la salida, y pienses que todo terminó para ti, Dios es quien te sostiene en medio de todo.

Comprende esta gran verdad y hazla tuya: Tu puedes estar enfrentando cualquier adversidad, atravesando el desierto incluso, viviendo con insomnio por causa de los problemas, los que sean, pero recuerda esto: DIOS ES QUIEN TE SOSTIENE Y TE DA UN DESCANSO REPARADOR, solo deposita plenamente tu confianza en Él. Él hará que tu sueño sea tan reparador que podrás levantarte al día siguiente diciendo: GRACIAS A TI, YO PUEDO SEGUIR ADELANTE.

Tu puedes estar enfrentando cualquier adversidad, atravesando el desierto incluso, viviendo con insomnio por causa de los problemas, los que sean, pero recuerda esto: DIOS ES QUIEN TE SOSTIENE Y TE DA UN DESCANSO REPARADOR

Semillas de Fe

Espero que tu corazón sea buena tierra, para que esta Semilla de Fe germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Si te gustó, dale me gusta, compártela y déjanos tus comentarios. Me despido como siempre diciendo, haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Semillas de Fe