Como el Padre me ha amado, así también yo os he amado; permaneced en mi amor. (Juan 15:9)

Amor

Que maravillosa, magnifica, extraordinaria, y superlativa forma de decirnos nuestro Señor Jesucristo a través de este texto cuanto nos ama. No creo que exista algún calificativo que nos permita describir y mucho menos comprender la calidad de ese amor. Porque el amor que nos tiene, dice Jesús que es comparable al mismo amor que existe entre Él y Su Padre. Es de la misma calidad, de la misma naturaleza. Bien dice también Juan: “Mirad cuán gran amor nos ha otorgado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; y eso somos…” (1 Juan 3:1), enfatizo en: eso somos, ¡Aleluya!

Si es indescriptible la forma en que ama un padre terrenal a sus hijos, cuánto más indescifrable resulta saber el tipo de amor que existe entre el Padre y el Hijo. Jesús mismo dice que un padre no puede negarse a darle lo mejor a sus hijos, pese a que su naturaleza es pecaminosa y egoísta. Le resulta imposible ser insensible no amarlos. Y menos aún puede el Padre Celestial negarse a brindarle las máximas bendiciones espirituales a sus hijos.

Por eso repetidas veces en el capitulo 15 nos invita a PERMANECER en ese AMOR. A no apartarnos para no morir. A permanecer para ser prospero. A quedarnos para disfrutar. Así que, si tú, al igual que la mayoría anda buscando amar y ser amado. No busques más, Dios es Amor y Su amor es incomparable. Y sí tú ya disfrutas de este amor, jamás te permitas alejarte de Él. Concluyo citando unas frases del canto titulado Cuerdas de Amor, escrito por el fallecido Julio Melgar y el cual creo es un tributo al amor del Padre.

“Es tu amor el que me sostiene, el que me levanta, el que me da paz, me da seguridad, y de lo que vendrá tu tienes el control nunca pierdes el control”

Así que, si tú, al igual que la mayoría anda buscando amar y ser amado. No busques más, Dios es Amor y Su amor es incomparable.

Semillas de Fe

Espero que tu corazón sea buena tierra, para que esta Semilla de Fe germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Si te gustó, dale me gusta, compártela y déjanos tus comentarios. Me despido como siempre diciendo, haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Semillas de Fe.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s