‘Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor. ‘ Mateo 9:36

ovejas sin pastor

Es plausible la labor que muchos pastores y líderes están realizando durante esta pandemia. Aprovechando las redes y otros medios para predicar, enseñar, edificar a las ovejas de sus congregaciones, y de otras congregaciones también que probablemente no cuentan con los medios o su liderazgo no ha podido adaptarse a esta nueva normalidad. También es plausible escuchar mensajes evangelísticos que siempre están procurando que las personas vengan a la reconciliación con el Padre Celestial. Sin embargo, también es una realidad que muchos miembros de iglesia no están siendo edificados. Y factores hay diversos, por ejemplo, puede ser que el liderazgo de ‘X’ congregación no se ha adaptado a esta normalidad, es decir a la predicación virtual, o es posible que exista negligencia del liderazgo y falta de deseo para incursionar a los recursos mediáticos para reproducir sus mensajes.

Y en el caso de los miembros de una congregación pueden no estar siendo alimentados por negligencia propia pues no están buscando cómo alimentarse de la Palabra De Dios, independientemente si están o no siendo pastoreados. Su interés en las redes pasa por otros motivos, que en nada lo edifican. Pero el grupo que en verdad preocupa y considero que es el más vulnerable es aquel que no tiene acceso a redes sociales o ningún medio radial o televisivo, y que están prácticamente viviendo como ovejas que no tienen pastor. Estos que incluso no pueden leer y que en cada reunión eran edificados a través de tiempos de Alabanza, oración y predicación, ahora es posible que la oración intercesora de otros (si la hay) y la oración personal, sean los únicos medios que el Señor esté utilizando para mantenerlas a flote.

Pienso que este tiempo les presenta un enorme desafío a pastores, maestros, líderes, etc para que no descuiden a las ovejas que Dios ha puesto delante de ellos para pastorear. Para que las busquen y traten en lo posible de proveerles los recursos necesarios para alimentarlas. Ahora que no hay tantos asuntos que atender fuera de casa la posibilidad de prepararse debe ser mayor. O al menos eso se espera, que su tiempo sea aprovechado de la mejor manera.

Hoy es tiempo para que nuestros pastores se alimenten de buenos libros, que escriban artículos, devocionales y los compartan, pero sobre todo es tiempo de verlos sumergidos en la bendita y santa Palabra De Dios para que las predicas sean de mayor edificación. Es tiempo de romper patrones tradicionales y busquen los medios necesarios para no dejar en peligro a sus ovejas. Es tiempo para que se planifique como se enfrentará el futuro por venir. Como se abordará la enseñanza a adultos mayores que no tiene medios, como se pastoreará a jóvenes, y como se involucrará a los padres de familia en la enseñanza a niños.

El Señor dijo: que la mies es mucha y obreros pocos, y también dijo de forma dura que muchos pastorean motivados únicamente por el salario que reciben, y no porque entienden que las ovejas necesitan ser pastoreadas.

Así que pastor, líder, maestro, que leas este escrito, piensa por un momento en tu que hacer ministerial. No hagas oídos sordos ni cierres tus ojos a la realidad que vivimos, y menos olvides que las ovejas que Dios ha puesto delante de ti, fueron compradas con la preciosa sangre del Salvador, y un día serás cuestionado acerca de lo que hiciste con ellas. No importa que no seas experto para transmitir en vivo en Facebook o para colgar un vídeo en YouTube, puedes utilizar redes como whatsapp que son más fáciles de manejar para enviar audios, o escritos. O bien puedes hacer llamadas para orar y conocer las necesidades de los hermanos que no tienen acceso a los medios antes dichos pues de esta forma lograrás edificar sus vidas.

Y finalmente si por las circunstancias actuales no tienes medios económicos, o tu congregación ha dejado de apoyarte, y esa es la razón para no compartir con tus ovejas, ora para que la provisión del Señor te permita que hermanos de buena fe, te sustenten primero en tus necesidades y te ayuden a compartir el mensaje.

Francamente medios hoy día hay muchos solo basta buscarlos. Es por eso que mi deseo es que te involucres y no te descuides de tus ovejas. No las dejes como si no tienen pastor. Y si lo has hecho, ruego para que Dios te permita reaccionar a tiempo y cumplas con la Misión que se te ha encomendado.

Así que pastor, líder, maestro, que leas este escrito, piensa por un momento en tu que hacer ministerial. No hagas oídos sordos ni cierres tus ojos a la realidad que vivimos, y menos olvides que las ovejas que Dios ha puesto delante de ti, fueron compradas con la preciosa sangre del Salvador, y un día serás cuestionado acerca de lo que hiciste con ellas.

Semillas de Fe

Espero que tu corazón sea buena tierra, para que esta Semilla de Fe germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Si te gustó, dale me gusta, compártela y déjanos tus comentarios. Me despido como siempre diciendo, haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Semillas de Fe.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s