Que vuestra conversación sea siempre con gracia, sazonada como con sal, para que sepáis cómo debéis responder a cada persona. (Col. 4:6).

Conversaciones

En este tiempo en el que nos mantenemos conectados la mayor parte del tiempo a través de las redes sociales, principalmente por tantos grupos de WhatsApp en los que estamos agregados, de trabajo, de estudio, etc., este consejo apostólico nos viene como anillo al dedo. Porque hay unos grupos en los que se habla o se publica cada cosa, que es tener mucho cuidado. Esta, es más bien, una invitación a guardarnos de participar de las conversaciones que en nada edifican. A no interesarnos de pláticas que corrompen nuestra mente y dañan nuestro corazón. A no estar distribuyendo memes que violenten a otros. 

El propósito del pasaje es que los creyentes se diferencien de entre los demás por la forma en la que hablan y responden. Que sin importar en que grupo estén o con quien se relacionen, siempre lo hagan agradablemente, pues esa es el espíritu del pasaje al decirnos que nuestras palabras sean sazonas como con sal. Los creyentes deben ser el tipo de personas a las que otros quieren oír. Ya que una buena conversación se disfruta, una respuesta adecuada también. Pero las malas conversaciones no.

Pregunto para ir terminando ¿a qué te saben las palabras soeces cuando las usan en tu contra? O ¿Qué sabor te dejan las respuestas agresivas, ásperas, o hirientes que te han dado algunas vez, ya sean tus padres, o hijos, o jefes, o cualquier otra persona? O te la cambio, ¿Cómo crees que se han sentido aquellos a los que tú alguna vez les has ofendido con grosería y les has respondido como todo un patán? Considero que no hace falta responder. 

Espero que tu corazón sea buena tierra, para que esta Semilla de Fe germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Si te gustó, dale me gusta, compártela y déjanos tus comentarios. Me despido como siempre diciendo, haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Los creyentes deben ser el tipo de personas a las que otros quieren oír. Ya que una buena conversación se disfruta, una respuesta adecuada también. Pero las malas conversaciones no.

Semillas de Fe.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s