¡OH! QUE MAESTRO

28Cuando Jesús terminó estas palabras, las multitudes se admiraban de su enseñanza; 29porque les enseñaba como uno que tiene autoridad, y no como sus escribas. (Mat 7:28). 

Henry Adams dijo: “El maestro deja una huella para la eternidad; nunca puede decir cuándo se detiene su influencia” por otro lado Gustav Jung expresó lo siguiente: “Uno recuerda con aprecio a sus maestros brillantes, pero con gratitud a aquellos que tocaron nuestros sentimientos”. Aunque estas palabras sin duda alguna fueron inspiradas por algún o algunos maestros que en su momento ambos tuvieron, si pensáramos en Jesús, ambas expresiones encajarían a la perfección también. ¿Por qué? 

Primero, porque Jesús es un Maestro que dejó una huella en sus discípulos para la eternidad. Sus palabras impactaron en sus primeros oyentes. El pasaje dice que estaban admirados de su doctrina. No habían escuchado nada igual antes. Su didáctica simple, su claridad y frescura, golpearon por completo la mente de aquellos que se encontraban ahí presentes. Pero además de ellos, en las mentes de quienes hemos leído y prestado atención a sus mensajes, el impacto no variado ni una milésima, siguen dejándonos boquiabiertos al mismo que tiempo que desafiados. No ha existido un maestro con tal impacto e influencia. Veintiún siglos después las enseñanzas de Jesús están vigentes. 

Segundo, porque Jesús tocó nuestros sentimientos. Y vaya que si lo hizo. Nunca un maestro le dio un vuelco por completo a nuestras emociones. Jesús en el Sermón del Monte, explicó la forma en que la Ley debía ser aplicada, la volvió practica más que metódica. Invitó a nuestro corazón a perdonar, a aceptar, a ser transparentes, a dejar la hipocresía, a tomar decisiones por encima de nuestros propios anhelos, a descubrir que nuestro corazón podría estar engañándonos, nos movió a tener misericordia de los desvalidos, a dejar de lado el orgullo y practicar la justicia por amor, en fin, con sus enseñanzas nos llevó a un nuevo orden de sentimientos que hoy siguen invitándonos a lo mismo. 

Tercero, porque Jesús habló con autoridad. Es decir, habló desde la experiencia personal. Enseñó lo que creyó. Lo que era. Lo que sentía y lo que vivía. El cumplía aquello que dice: “el que sabe hacer, sabe enseñar”. 

Pensemos: ¿Cuánto han influido las enseñanzas de Jesús en tu vida? ¿Cuánto de lo que Él enseñó ha trastocado tus sentimientos? ¿Muestras con tus hechos que Jesús es tu Maestro y tú su discípulo?

Espero que tu corazón sea buena tierra, para que esta Semilla de Fe germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Si te gustó, dale me gusta, compártela y déjanos tus comentarios. Me despido como siempre diciendo, haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Semillas de Fe

SI LO CREES, PRACTICALO

No paguéis a nadie mal por mal; procurad lo bueno delante de todos los hombres. Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres. (Romanos 12:17-18)

Si algo tienen las Sagradas Escrituras es que nos pone en situaciones en las que debemos demostrar que: si creemos lo que en ella dice, entonces debemos practicarlo. Significa entonces que como bien dice en distintos textos, la fe siempre esta sometida a fuego, siempre se esta probando. Y con toda franqueza, la gran mayoría de las veces en que somos probados, salimos reprobados. No superamos la prueba. Nuestra naturaleza se deja dominar por sus pasiones, principalmente cuando no dependemos de Dios en oración. Pero, también es cierto que tantas veces más salimos renovados luego de ser acrisolados. El Espíritu de Dios, siempre nos ayuda en la prueba. 

Hoy, por ejemplo, recibí una lección de un verdadero cristiano. Alguien que es mi amigo, y puso en practica lo que dice el texto en el cual estamos reflexionando. Alguien que creyó y practicó las Escrituras. Porque él tuvo la oportunidad de devolver el mal que le hicieron y no lo hizo. Él pudo tomar ventaja contra quien recientemente no le hizo bien y se contuvo. Pudo hablar y calló. No quiso ni siquiera proferir palabra alguna a pesar de que pudo hacerlo. 

No es mi intención contar los hechos concretos, ni que tipo de mal fue, ni dar nombres, pero lo que si es cierto, es que mi amigo, atendió con educación, cordura, moderación, sin rencores, atento, a quien no actuó de la misma manera con él. Como dependía de él, estuvo en paz, en quietud consigo mismo.  Y eso es precisamente lo que yo quiero enfatizar, que si Dios manda algo en Su Palabra por más complicado que parezca, y lo creemos, entonces debemos practicarlo.

Pregunto: ¿Cuál ha sido tu reacción contra aquellos que te han disgustado? ¿Cuál ha sido tu conducta al verlos? ¿Has considerado la posibilidad de dañarlos de la misma forma que ellos te dañaron a ti? O ¿Has preferido dar vuelta a la pagina y mostrar tu carácter cristiano, callando únicamente? Concluyo diciendo: aunque en la vida no siempre es fácil obedecerle a Dios, si le creemos, debemos practicar las Escrituras  y andar como Él anduvo. 

Si Dios manda algo en Su Palabra por más complicado que parezca, y lo creemos, entonces debemos practicarlo

Semillas de Fe

Espero que tu corazón sea buena tierra, para que esta Semilla de Fe germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Si te gustó, dale me gusta, compártela y déjanos tus comentarios. Me despido como siempre diciendo, haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Semillas de Fe

DAÑOS COLATERALES

Oh Dios, tú sabes lo necio que soy; de ti no puedo ocultar mis pecados. No dejes que los que confían en ti sean avergonzados por mi culpa, oh Señor Soberano de los Ejércitos Celestiales. No permitas que sean humillados por mi causa, oh Dios de Israel.’ Salmos 69:5-6

Si hay algo a lo que siempre se nos exhorta en la vida cristiana es a cuidar el testimonio, es decir a que nuestros actos, sean congruentes con lo que decimos creer; pues si decimos que hemos creído en Él, como dice en 1Jn 2:6 debemos andar como Cristo anduvo. Al hablar de testimonio entonces, estamos hablando de lo que las personas ven en nosotros. Que si hablamos de mentir no mintamos,  si hablamos de robar no robemos, si hablamos de fe creamos, etc. 

La exhortación sobre el testimonio no es una invitación a aparentar lo que no somos. Que dicho sea de paso es algo muy común, proyectamos ante los demás una falsa piedad, obviando así que podemos engañar a otros pero no a Dios. Pues la verdadera cristiandad es la que se vive en la soledad de la habitación. 

Cuando pecamos, dañamos la imagen de Cristo en nosotros, a Dios, al Evangelio. Porque las personas se forman una idea equivocada de lo que en realidad es el camino que conduce a Dios. Expresiones como: “para ser cristiano como ese, mejor no soy nada”, “los cristianos son unos hipócritas, y por eso mejor no voy a ninguna iglesia”, “esos pastores solo se dedican a sacarle el dinero a la gente”, son solo unas cuantas de todas las que se dicen por causa de malos testimonios.  

Sin embargo, el salmista pide a Dios que aun cuando no puede ocultar sus pecados delante de Él, le permita que no haya daños colaterales. Por lo tanto, no juzgues al pecador, porque no sabes la batalla que esta librando y porque tu también vas en la brecha. No pongas tu mirada en el pecador, fíjate en Cristo, quien es Santo. Finalmente, procura un buen testimonio, pero no una gran apariencia, porque lo único que provocarás son daños colaterales hacia el Santo Evangelio. 

Cuando pecamos, dañamos la imagen de Cristo en nosotros, a Dios, al Evangelio. Porque las personas se forman una idea equivocada de lo que en realidad es el camino que conduce a Dios.

Semillas de Fe

Espero que tu corazón sea buena tierra, para que esta Semilla de Fe germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Si te gustó, dale me gusta, compártela y déjanos tus comentarios. Me despido como siempre diciendo, haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Semillas de Fe

¿ESTÁS PREPARADO?

Por tanto —agregó Jesús—, manténganse despiertos porque no saben ni el día ni la hora.” Mateo 25:13 NVI

Adoradores en espíritu

Estamos en una época en la que nos preparamos para casi todo. Para el futuro, para cuando sabemos que el agua al día siguiente escaseará o cuando no habrá supermercados abiertos, o nos preparamos para salir de viaje, etc. Pero no siempre estamos preparándonos para cuando el Señor venga repentinamente. Es más hay quienes ni siquiera consideran que esto vaya a ocurrir.

Sin embargo, prestando atención al pasaje, la conclusión concreta de esta maravillosa ilustración narrada por el Señor Jesús es esta: “manténgase despiertos, estén preparados, estén alertas, no se confíen, alístense, porque en cualquier momento vendré y será terrible si no están preparados, será muy doloroso perderse mi presencia eternamente”.

Sin lugar a dudas el Señor está invitándonos a no vivir confiados, fríos, desinteresados en lo que a los asuntos del Reino se refiere. Él está llamando a que las lámparas de nuestro corazón  estén con el suficiente aceite de dedicación Cristiana para que en Su llegada la puerta no quede cerrada y nosotros fuera de ella.

Pregunto ¿hay suficiente aceite en tu lámpara? ¿Estas aguardando su llegada? ¿Crees en su venida? ¿La anhelas? O ¿aún no crees en que El volverá?

Espero que tu corazón sea buena tierra, para que esta Semilla de Fe germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Si te gustó, dale me gusta, compártela y déjanos tus comentarios. Me despido como siempre diciendo, haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

El Señor está invitándonos a no vivir confiados, fríos, desinteresados en lo que a los asuntos del Reino se refiere.

Semillas de Fe

Semillas de Fe.

¿EN DÓNDE ESTA LA FE?

No obstante, cuando el Hijo del Hombre venga, ¿hallará fe en la tierra? (Luc 18:8b)

La viuda y el juez injusto

Por aquella época, las personas se deslumbraron con las enseñanzas del Señor Jesucristo. Pues sin palabras rebuscadas, enseñó el Camino que conduce al Padre. Con ilustraciones simples, explicaba las grandezas del Reino y dio lecciones sobre la verdadera conducta cristiana. Como ellos concuerdo con ellos, Jesús es incomparable.

Nuestro texto es la conclusión de una maravillosa historia que Él utilizó para explicar la importancia de orar y no desfallecer en ello (Lc 18:1); Habló sobre una mujer que insistentemente buscó a un juez que ni creía en Dios, ni tenía el menor respeto por nadie. Y que después de tanto insistir, fue escuchada y recibió justicia. Jesús entonces comparó al Dios justo con aquel hombre injusto y preguntó: ¿Y no hará Dios justicia a sus escogidos, que claman a El día y noche? ¿Se tardará mucho en responderles? Y concluye afirmando: Os digo que pronto les hará justicia, (Lc 18:7-8). Luego, para que su audiencia reflexione dice: “cuando Él venga, ¿hallará fe en la tierra?

Observa dos maravillosas verdades, (1) Él volverá. Este es un hecho ineludible. Son palabras reveladoras de un hecho futuro, y sabes, Jesús no miente. Y podría hablar solo de eso pero quiero que veas lo sig. (2) Es posible que en su venida la Fe halla escaseado.

¿Que significa esto? que es posible que las personas cesen de orar. Que sean inconstantes en buscar de Dios. Que ya no suplique más a Él. Es posible, que muchos hayan perdido la esperanza de que Cristo vuelva o que duden que existe Dios, o que Él pueda escucharlos, o que Él los haya olvidado.

Si prestamos atención a los patrones de conducta de nuestro tiempo, notarás que son similares a los que antes cité. Cada vez más hay personas que están perdiendo su fe, la esperanza de que Cristo vuelva, están dejando de clamar a Dios. Entonces, ¿Estará cerca la venida del Señor? Y tú ¿Estás clamando porque esto suceda? Nos dejemos de buscar a Dios en oración, y no desfallezcamos en desear que Cristo vuelva pronto.

¿Que significa esto? que es posible que las personas cesen de orar. Que sean inconstantes en buscar de Dios. Que ya no suplique más a Él.

Semillas de Fe

Espero que tu corazón sea buena tierra, para que esta Semilla de Fe germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Si te gustó, dale me gusta, compártela y déjanos tus comentarios. Me despido como siempre diciendo, haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Semillas de Fe.

PIENSA ANTES DE LANZAR LA PIEDRA

Pero como insistían en preguntarle, Jesús se enderezó y les dijo: El que de vosotros esté sin pecado, sea el primero en tirarle una piedra. (Juan 8:7).

Juan 8.7

Para quienes no estén familiarizados con esta historia, procuraré hacer un resumen para su comprensión. Se trata de una mujer que es acusada de violar la Ley. Un grupo de personas la llevan delante de Jesús y sin presentar ni los testigos que la Ley indicaba, sin tener a la otra persona involucrada y sin presentar argumentos claros, quieren que Él la juzgue. Postrado, escribe en el suelo, y tras la insistencia de ellos les dice las palabras de nuestro texto de hoy. Después de esto, la historia da un giro inesperado. Por un lado, la multitud que acusaba de pecado a aquella mujer se marcha avergonzada al comprender que tampoco ellos estaban libres de pecado. Y por el otro lado, la mujer que era acusada de pecado, la que era humillada, se marcha restaurada después que Jesús la perdona.

Cada que leo esto me pregunto ¿Cuántas veces me he quedado con la piedra en la mano? ¿cuántas veces he lanzado la piedra sin tener la solvencia para hacerlo? ¿Cuántas veces he querido tomar el lujar de Dios para juzgar las faltas de otros, sin pensar que yo también estoy peregrinando en este mundo, en el cual a diario estamos sujetos a fallar?

Así que, mejor pensemos antes de siquiera recoger la piedra, pues es muy probable que no tengamos los argumentos suficientes para lanzarla. Recordemos que un día estuvimos en el lugar de aquella mujer, que era acusada, y que un día Cristo se postró para perdonarla. Y finalmente, luchemos por obedecer la orden del Señor: “vete, no peques más”, y eso incluye acusar de pecado a los demás. Amémonos unos a otros y fortalezcámonos más bien para no caer.

¿Cuántas veces he querido tomar el lujar de Dios para juzgar las faltas de otros, sin pensar que yo también estoy peregrinando en este mundo, en el cual a diario estamos sujetos a fallar?

Semillas de Fe

Espero que tu corazón sea buena tierra, para que esta Semilla de Fe germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Si te gustó, dale me gusta, compártela y déjanos tus comentarios. Me despido como siempre diciendo, haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Semillas de Fe

PERMANECE EN MI AMOR

Como el Padre me ha amado, así también yo os he amado; permaneced en mi amor. (Juan 15:9)

Amor

Que maravillosa, magnifica, extraordinaria, y superlativa forma de decirnos nuestro Señor Jesucristo a través de este texto cuanto nos ama. No creo que exista algún calificativo que nos permita describir y mucho menos comprender la calidad de ese amor. Porque el amor que nos tiene, dice Jesús que es comparable al mismo amor que existe entre Él y Su Padre. Es de la misma calidad, de la misma naturaleza. Bien dice también Juan: “Mirad cuán gran amor nos ha otorgado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; y eso somos…” (1 Juan 3:1), enfatizo en: eso somos, ¡Aleluya!

Si es indescriptible la forma en que ama un padre terrenal a sus hijos, cuánto más indescifrable resulta saber el tipo de amor que existe entre el Padre y el Hijo. Jesús mismo dice que un padre no puede negarse a darle lo mejor a sus hijos, pese a que su naturaleza es pecaminosa y egoísta. Le resulta imposible ser insensible no amarlos. Y menos aún puede el Padre Celestial negarse a brindarle las máximas bendiciones espirituales a sus hijos.

Por eso repetidas veces en el capitulo 15 nos invita a PERMANECER en ese AMOR. A no apartarnos para no morir. A permanecer para ser prospero. A quedarnos para disfrutar. Así que, si tú, al igual que la mayoría anda buscando amar y ser amado. No busques más, Dios es Amor y Su amor es incomparable. Y sí tú ya disfrutas de este amor, jamás te permitas alejarte de Él. Concluyo citando unas frases del canto titulado Cuerdas de Amor, escrito por el fallecido Julio Melgar y el cual creo es un tributo al amor del Padre.

“Es tu amor el que me sostiene, el que me levanta, el que me da paz, me da seguridad, y de lo que vendrá tu tienes el control nunca pierdes el control”

Así que, si tú, al igual que la mayoría anda buscando amar y ser amado. No busques más, Dios es Amor y Su amor es incomparable.

Semillas de Fe

Espero que tu corazón sea buena tierra, para que esta Semilla de Fe germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Si te gustó, dale me gusta, compártela y déjanos tus comentarios. Me despido como siempre diciendo, haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Semillas de Fe.

¿ESTAMOS COMO OVEJAS QUE NO TIENEN PASTOR?

‘Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor. ‘ Mateo 9:36

ovejas sin pastor

Es plausible la labor que muchos pastores y líderes están realizando durante esta pandemia. Aprovechando las redes y otros medios para predicar, enseñar, edificar a las ovejas de sus congregaciones, y de otras congregaciones también que probablemente no cuentan con los medios o su liderazgo no ha podido adaptarse a esta nueva normalidad. También es plausible escuchar mensajes evangelísticos que siempre están procurando que las personas vengan a la reconciliación con el Padre Celestial. Sin embargo, también es una realidad que muchos miembros de iglesia no están siendo edificados. Y factores hay diversos, por ejemplo, puede ser que el liderazgo de ‘X’ congregación no se ha adaptado a esta normalidad, es decir a la predicación virtual, o es posible que exista negligencia del liderazgo y falta de deseo para incursionar a los recursos mediáticos para reproducir sus mensajes.

Y en el caso de los miembros de una congregación pueden no estar siendo alimentados por negligencia propia pues no están buscando cómo alimentarse de la Palabra De Dios, independientemente si están o no siendo pastoreados. Su interés en las redes pasa por otros motivos, que en nada lo edifican. Pero el grupo que en verdad preocupa y considero que es el más vulnerable es aquel que no tiene acceso a redes sociales o ningún medio radial o televisivo, y que están prácticamente viviendo como ovejas que no tienen pastor. Estos que incluso no pueden leer y que en cada reunión eran edificados a través de tiempos de Alabanza, oración y predicación, ahora es posible que la oración intercesora de otros (si la hay) y la oración personal, sean los únicos medios que el Señor esté utilizando para mantenerlas a flote.

Pienso que este tiempo les presenta un enorme desafío a pastores, maestros, líderes, etc para que no descuiden a las ovejas que Dios ha puesto delante de ellos para pastorear. Para que las busquen y traten en lo posible de proveerles los recursos necesarios para alimentarlas. Ahora que no hay tantos asuntos que atender fuera de casa la posibilidad de prepararse debe ser mayor. O al menos eso se espera, que su tiempo sea aprovechado de la mejor manera.

Hoy es tiempo para que nuestros pastores se alimenten de buenos libros, que escriban artículos, devocionales y los compartan, pero sobre todo es tiempo de verlos sumergidos en la bendita y santa Palabra De Dios para que las predicas sean de mayor edificación. Es tiempo de romper patrones tradicionales y busquen los medios necesarios para no dejar en peligro a sus ovejas. Es tiempo para que se planifique como se enfrentará el futuro por venir. Como se abordará la enseñanza a adultos mayores que no tiene medios, como se pastoreará a jóvenes, y como se involucrará a los padres de familia en la enseñanza a niños.

El Señor dijo: que la mies es mucha y obreros pocos, y también dijo de forma dura que muchos pastorean motivados únicamente por el salario que reciben, y no porque entienden que las ovejas necesitan ser pastoreadas.

Así que pastor, líder, maestro, que leas este escrito, piensa por un momento en tu que hacer ministerial. No hagas oídos sordos ni cierres tus ojos a la realidad que vivimos, y menos olvides que las ovejas que Dios ha puesto delante de ti, fueron compradas con la preciosa sangre del Salvador, y un día serás cuestionado acerca de lo que hiciste con ellas. No importa que no seas experto para transmitir en vivo en Facebook o para colgar un vídeo en YouTube, puedes utilizar redes como whatsapp que son más fáciles de manejar para enviar audios, o escritos. O bien puedes hacer llamadas para orar y conocer las necesidades de los hermanos que no tienen acceso a los medios antes dichos pues de esta forma lograrás edificar sus vidas.

Y finalmente si por las circunstancias actuales no tienes medios económicos, o tu congregación ha dejado de apoyarte, y esa es la razón para no compartir con tus ovejas, ora para que la provisión del Señor te permita que hermanos de buena fe, te sustenten primero en tus necesidades y te ayuden a compartir el mensaje.

Francamente medios hoy día hay muchos solo basta buscarlos. Es por eso que mi deseo es que te involucres y no te descuides de tus ovejas. No las dejes como si no tienen pastor. Y si lo has hecho, ruego para que Dios te permita reaccionar a tiempo y cumplas con la Misión que se te ha encomendado.

Así que pastor, líder, maestro, que leas este escrito, piensa por un momento en tu que hacer ministerial. No hagas oídos sordos ni cierres tus ojos a la realidad que vivimos, y menos olvides que las ovejas que Dios ha puesto delante de ti, fueron compradas con la preciosa sangre del Salvador, y un día serás cuestionado acerca de lo que hiciste con ellas.

Semillas de Fe

Espero que tu corazón sea buena tierra, para que esta Semilla de Fe germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Si te gustó, dale me gusta, compártela y déjanos tus comentarios. Me despido como siempre diciendo, haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Semillas de Fe.

EL SECRETO DE LA VERDADERA SATISFACCIÓN

“El hombre saciado desprecia el panal de miel; Pero al hambriento todo lo amargo es dulce.” Prov  27:7 RVR1960

Este proverbio nos muestra dos tipos de persona. Uno saciado y otro hambriento. (1) El primero está tan satisfecho que hasta se da el lujo de despreciar todo cuanto le ofrecen aún si es delicioso. La satisfacción le da la oportunidad de decidir. (2) Por otro lado, el hambriento, al ser grande su carencia no le importa la calidad de lo que recibe, para él es suficiente. Él no tiene la oportunidad de elegir.

Sin embargo, comprendamos que la satisfacción o saciedad no necesariamente tiene que ser material, o económica o de poder. Porque cualquiera puede tener abundancia de bienes y aún así vivir insatisfecho. Podría tener todo el oro del mundo y aún así creer que no es suficiente.  Podría tener un buen trabajo, o familia, o negocio, y todo le podría saber Amargo.

Y esto es porque la verdadera satisfacción no se encuentra en algo sino en alguien. Y ese alguien es Dios mismo. Él satisface todas las carencias, necesidades, y anhelos del ser humano. Él puede tornar el agua amarga en agua dulce como lo hizo en Mara (Ex 15:22 ss).

Así que, si tu carencia de Dios te está haciendo creer que lo amargo que estás recibiendo es lo más dulce que has conocido, yo te animo a que vengas a la fuente de bendición y conozcas la verdadera satisfacción. Descubras que Dios sí llena el corazón del hombre, al punto que hace brotar de él, Ríos de Agua Viva.

Y esto es porque la verdadera satisfacción no se encuentra en algo sino en alguien. Y ese alguien es Dios mismo. Él satisface todas las carencias, necesidades, y anhelos del ser humano.

Espero que tu corazón sea buena tierra, para que esta Semilla de Fe germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Si te gustó, dale me gusta, compártela y déjanos tus comentarios. Me despido como siempre diciendo, haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Semillas de Fe.

NUESTRA HISTORIA AUN NO TERMINA

Así que Booz tomó a Rut y se casó con ella. Cuando se unieron, el Señor le concedió quedar embarazada, de modo que tuvo un hijo. …Y lo llamaron Obed. Éste fue el padre de Isaí, padre de David. (Rut 4:13, 17b NVI).

Booz y Ruth la moabita

Booz es uno de los personajes importantes del libro de Rut. Era un hombre acaudalado, prospero, generoso y humilde. Cuando uno lee la historia, observa que era una persona que se preocupaba por sus empleados y procuraba cumplir con la Ley de Dios. Por ejemplo, durante la época de la siega, procuraba que los más desvalidos tuvieran la oportunidad de recoger de sus cultivos y así poder sobrevivir. En la historia del libro, Booz es el héroe. Porque a través de su generosidad, su benevolencia, y su sencillez redimió a Rut y Noemí pagando un precio por su libertad. De acuerdo con la ley de levirato, que pretendía la preservación del nombre de aquellos parientes que no habían podido engendrar hijos; al pagarle al familiar más cercano y casarse con Rut, preservó el nombre de su familiar.

En esta breve descripción de Booz podemos ver que sin duda alguna fue un hombre bendecido, temeroso de Dios, fiel a la Ley, honorable, con principios y valores admirables. Se ve que sus padres hicieron un buen trabajo y que también fueron prosperados en Belén, lugar donde se desarrolló esta historia. Y esto es precisamente lo que me sorprendió de su vida, porque dice en Mateo 1:5 que Salmón engendró, de Rahab, a Booz, si, leíste bien, Rahab fue su madre. Del padre no se conoce mucho, pero de la madre sí. Porque ella fue aquella prostituta que les salvó la vida a los espías enviados por Josué cuando los ocultó en el tejado de su casa. Ella fue sobreviviente de Jericó. Salvó su vida y la de su familia al colocar un cordón rojo en su ventana como señal que serían resguardados al momento que los israelitas ingresaran a Jericó.

Lo que me sorprende de todo esto es la fidelidad de Dios en la vida de Rahab (la madre). Porque a través de la vida de Booz veo que su historia no terminó con la salida de Jericó. Al contrario, veo que su historia continuó escribiéndose, porque percibo como Dios la recompensó por haber creído en Él, por haberle servido ayudando a Josué. Veo como Dios la prosperó, la llenó de dicha y le permitió tener un buen hijo.

No cabe duda de que el amor de Dios es tan grande y maravilloso, que puede tomar a cualquier persona, de cualquier condición, que viva en cualquier circunstancia, al peor de los pecadores y transformarlo, bendecirlo, prosperarlo, a tal punto hasta su descendencia alcanza bendición. Saber esto nos debe motivar a

1) Depositar completamente nuestra confianza en Dios.

2)Servirle desinteresadamente, solo por el gusto de glorificarlo.

3) Enseñar a nuestros hijos a que ellos también confíen en Dios, para que alcancen sus bendiciones también.

4) Y finalmente, esta historia nos debe motivar a comprender que el amor de Dios trasciende por la eternidad, y que nuestra historia puede ser una, pero mañana otra, porque Dios gracias a su fidelidad aún la sigue escribiendo.

No cabe duda de que el amor de Dios es tan grande y maravilloso, que puede tomar a cualquier persona, de cualquier condición, que viva en cualquier circunstancia, al peor de los pecadores y transformarlo, bendecirlo, prosperarlo, a tal punto hasta su descendencia alcanza bendición.

Espero que tu corazón sea buena tierra, para que esta Semilla de Fe germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Si te gustó, dale me gusta, compártela y déjanos tus comentarios. Me despido como siempre diciendo, haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Semillas de Fe.