En la época de Pablo se vivían tiempos de apremio, de incertidumbre, angustia, carencia y dolor a causa de la persecución Romana que había en contra de los cristianos. A ese tiempo es al que él llama: “los días malos”. Y en la Carta a los Efesios 5:15-16 dice Por tanto, tened cuidado cómo andáis; no como insensatos, sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos.”

De esta porción podemos sacar por lo menos dos aplicaciones para nosotros en estos “días malos”.

1. SER SABIOS. Hemos escuchado, leído, todo tipo de opiniones y noticias al respecto de la pandemia que atravesamos. No se habla más que solo de eso. Ante esto, es fácil atemorizarnos o caer en pánico. Sin embargo como conocedores de la Palabra debemos ser sabios en cómo debemos responder. No podemos olvidarnos de un asunto importante: QUE EN MEDIO DE TODO, DIOS AÚN SIGUE EN CONTROL. Siempre he creído que en tiempos así es cuando hay que hacer valer en la práctica todo lo que hemos aprendido. Por tanto seamos Sabios. No actuemos como faltos de Fe. Sigamos las instrucciones que nos dan las autoridades.

2. APROVECHANDO EL TIEMPO. De esta parte podríamos pasar horas hablando de cómo podemos aprovechar el tiempo.

1. Por ejemplo, podemos tomarnos el tiempo para leer un libro.

2. Para leer un libro de la Biblia que no hemos leído. Algún personaje. Algún tema específico.

3. Para escribir, para reflexionar o incluso hasta para descansar.

4. Y finalmente y muy importante, podemos aprovechar el tiempo para PREDICAR DE CRISTO A LAS NACIONES. Como se ha dicho hay mucha incertidumbre, temor, pánico, en todas partes del mundo, por tanto APROVECHEMOS esta oportunidad para mostrar que en Cristo hay esperanza de vida eterna. Que hay una oportunidad de llegar al Padre. Pensemos a cuántos podríamos alcanzar con un mensaje, una llamada, un versículo, una reflexión.

En conclusión: Todo el tiempo tenemos la oportunidad de mostrar la sabiduría que hemos recibido De Dios y aprovechando las oportunidades en los días malos es una muy excelente manera de mostrarlo.

Me despido diciéndote como siempre: HAZ TU LO POSIBLE Y DEJA QUE DIOS HAGA LO IMPOSIBLE.

1 comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s