En el articulo anterior vimos la calidad de seres humanos que fueron tanto el Rey Herodes y Herodías su esposa. Vimos que ambos fueron capaces de matar a Juan el Bautista con tal que él ya no siguiera confrontándolos con su pecado. También vimos que fueron capaces de valerse de todos y de cualquiera para alcanzar su fin. Dijimos que nuestra reacción al escuchar la verdad siempre nos pesa. Que no nos resulta fácil admitir que estamos mal, y menos nos gusta que nos confronten. Que por lo general nos justificamos ante las confrontaciones. Buscamos que nuestros pecados se vean como aceptables para que no nos acusen. Ahora veremos como la verdad nos confronta siempre que la escuchamos y que pese a la oposición que encuentre en este mundo la Palabra de Dios prevalecerá.

Juan el Bautista-Caravaggio

Escuchar la verdad siempre nos confronta

La mente inundada de pecado no tan fácilmente se convence de su realidad. No tan fácil acepta que está mal, porque mientras pecamos estamos disfrutando del mal que hacemos. No miramos el daño que estamos cometiendo contra quienes nos rodean. Porque quien peca es egoísta. Busca solo estar bien él aunque lastime a otros. Y por esa razón las personas no quieren ser confrontados, porque su auto satisfacción terminará. No quieren escuchar la verdad porque no están dispuestas a abandonar lo malo que están haciendo. En palabras de Jesús, diríamos: y este es el juicio; que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, pues sus acciones eran malas. Porque todo el que hace lo malo odia la luz, y no viene a la luz para que sus acciones no sean expuestas (Jn 3:19-20).

La luz es un sinónimo de Jesús. En el capitulo 1 dice que Juan no era la luz, sino que vino para dar testimonio de la luz (v.8), es decir a anticipar la llegada de Jesús. Esa luz que alumbra a todo hombre (v.9), entonces sustituyendo en el pasaje anterior luz por Jesús diríamos: y este es el juicio; que Jesús vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que a Jesús, pues sus acciones eran malas. Porque todo el que hace lo malo odia a Jesús, y no viene a Jesús para que sus acciones no sean expuestas. El mundo que es gobernado por el príncipe de la potestad de las tinieblas, no quiere venir a Jesús para no ser expuesto. Para que no quede manifiesto lo corrompido que esta. Para que su pecado no sea confrontado.

Para ilustrar este pasaje basta con ver nuestra realidad mundial. Hoy día se prohíbe en algunos países como Estados Unidos hablar con libertad de la Biblia, cuando en sus fundamentos estaba presente la Escritura. En otros países de Europa se prohíbe hablar sobre lo que Dios tiene que decir porque se considera ofensivo. Dicen que declarar la verdad bíblica hiere los sentimientos de los demás. Que cuando predicamos la verdad estamos discriminando a otros. Que los estamos condenado. Aborrecen a Jesús, la Biblia, a Dios y todo lo que tiene ver con ello porque confronta su maldad. Porque los expone. La Palabra de Dios es verdad, y escuchar la verdad siempre pesa. Siempre confronta, siempre causa intranquilidad.

La verdad prevalecerá a pesar de la oposición

Esa es la razón del por qué vemos como en pleno siglo XXI la iglesia continúa siendo perseguida, porque sigue predicando la Verdad de Dios. El mundo entero no quiere que le digan que esta mal. No quieren que le digan que sus acciones ofenden a Dios. Y al igual que Herodías quieren exterminar al mensajero, a quien lo confronta, es decir quieren erradicar a la iglesia. Sin embargo, La buena noticia es que: aun cuando muchos han sido encarcelados por negarse a hacer las cosas que van contra la voluntad de Dios, y también han sido torturados, e incluso han muerto por declarar la verdad como Juan el Bautista, este bendito Evangelio se continuará predicando en todo el mundo. Esta verdad se conocerá hasta lo ultimo de la tierra. La iglesia prevalecerá contra el reino de las tinieblas. Podrán matar uno a uno a los mensajeros pero el mensaje seguirá vivo. Lo que Dios quiere que todos oigan se oirá y se sabrá y así nadie podrá decir que no sabía. No habrá excusa para nadie. Nadie podrá alegar inocencia por ignorancia. Este glorioso Evangelio se predicará a pesar de la oposición y negación del mundo. Es verdad que han matado a muchos mensajeros y aun muchos morirán por predicar la verdad pero no podrán terminar con los heraldos nunca. Dios siempre levantará personas dispuestas a exponer la verdad divina.

El apóstol Pablo fue uno de esos mensajeros que sufrió por predicar el mensaje que incomodaba y lo dijo muy claro a Timoteo: Por el cual [el evangelio] sufro penalidades, hasta el encarcelamiento como un malhechor; pero la Palabra de Dios no está presa (2Ti 2:8). En otras palabras, aunque encarcelen, torturen o maten a los mensajeros y los traten como a criminales, la Palabra de Dios se moverá en el mundo entero con toda libertad, tal como lo hizo el Espíritu Santo en el Génesis para ordenar el caos en el que vive este mundo. La Palabra nunca podrá ser apresada, siempre hallará forma de llegar a los oídos del planeta y convencerlos de pecado. La Verdad siempre prevalecerá a pesar que el mundo entero siga llamando bueno a lo malo y a lo malo bueno. Aunque los valores del mundo estén en orden invertido, siempre la Palabra bendita de Dios será anunciada. Jesús dijo: Porque en verdad os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, no se perderá ni la letra mas pequeña ni una tilde de la ley hasta que todo se cumpla (Mt 5:18).

La Palabra de Dios se moverá en el mundo entero con toda libertad, tal como lo hizo el Espíritu Santo en el Génesis para ordenar el caos en el que vive este mundo

Así que continuemos predicando este glorioso Evangelio y si incomoda, confronta, inquieta, habla del perdón y de la paz de Dios que recibimos cuando aceptamos su regalo de salvación. Me despido como siempre diciendo: haz tu lo posible y deja que Dios haga lo imposible. 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s