Introducción

Ella, instigada por su madre, dijo: dame aquí, en una bandeja la cabeza de Juan el Bautista. Y aunque el rey se entristeció, a causa de sus juramentos y de sus invitados, ordenó que se la dieran; y mandó decapitar a Juan en la cárcel. Y trajeron su cabeza en una bandeja y se la dieron a la muchacha, y ella se la llevó a su madre (Mt 14:8-10).

Después que leí este pasaje lo primero que vino a mi mente fue que cualquiera que leyera sin saber el origen de estas palabras, pensaría que estamos hablando de todo menos de la Biblia. Que estamos refiriéndonos a alguna novela de crimen, o misterio o de terror. Porque lo que describe el texto es fuerte. Pero no querido lector, si es un texto bíblico. Y claramente nos presenta a una mujer, específicamente Herodías, la mujer del Rey Herodes, como una mujer despiadada, sádica, cruel. Una mujer a la cual no le pesaba la mano para tomar malas decisiones con tal de acabar con sus problemas.

Juan el Bautista-Caravaggio

Al leer este texto también se ve que Herodías, fue una persona que disfrutó cortarle la cabeza a Juan el Bautista. Es verdad que el pasaje no describe emociones de su parte, pero, sin lugar a dudas lo tuvo que haber saboreado. Tuvo que haber sentido satisfacción al ver degollada a la persona que la confrontaba con su pecado. Tuvo que haber sentido placer al ver rodar la cabeza de Juan el Bautista en esa bandeja. Porque ella sabía que finalmente había terminado con su problema. Pero solo era en apariencia, porque si bien habían terminado con el mensajero el mensaje ya había sido dado. Ella supuso que ya nadie mas la interrogaría pero la Palabra había sido sembrada. Es verdad que Herodes no estaba a gusto con Juan pero aun así, no había sido capaz de tomar la decisión de matar a Juan por causa del temor al pueblo. Sin embargo a Herodías no le pesó, ni matarlo, y menos degollarlo.

La raíz del problema

Aunque el pasaje de Mateo no da mas detalles del por qué Herodías quería matar a Juan el Bautista, en el Evangelio de Marcos se nos dice que la razón del encarcelamiento y muerte de Juan, fueron las acusaciones que hacía constantemente contra Herodes y Herodías. Para ser mas precisos dice en Mr. 6:17: porque Herodes mismo había enviado a prender a Juan y lo había encadenado en la cárcel por causa de Herodías, mujer de su hermano Felipe, pues Herodes se había casado con ella. En otras palabras Juan el Bautista se había convertido en una personas incomoda para la pareja porque los confrontaba con la verdad. Para ellos era incomodo escuchar lo que Juan les decía. Dice el v.18: porque Juan le decía a Herodes: no te es lícito tener a la mujer de tu hermano. Tanto Herodes como Herodías su esposa se negaban a aceptar que Juan les estaba diciendo que su relación era ilícita. No deseaban escuchar la verdad porque no estaban dispuestos a terminar con esa relación. Obviamente, la ética, la moralidad de Juan no daban cabida a que el rey Herodes estuviera viviendo con la que era esposa de su hermano Felipe. Si ella hubiese sido viuda, pues problemas no hubieran tenido, pero se sobre entiende que Felipe aun vivía y por eso la relación de ellos era prohibida.

Ahora veamos que el nivel de inmoralidad de la pareja excedía los limites en muchos aspectos. La corrupción de ambos rebasaba la cordura completamente. Rápidamente lo explico: Primero, Herodías era esposa del hermano de Herodes. Es decir que Herodes no estimó en nada la relación de su hermano y cometió adulterio con su cuñada. Fue capaz de entrometerse en la relación de su propio hermano. Segundo: Herodías ocupó a su propia hija para conseguir que mataran a Juan el Bautista. No le importó corromper a su hija para llevar a cabo su plan. Porque de nuevo, no solo lo mandaron a matar, sino que también pidió que le llevaran la cabeza en una bandeja, eso, sencillamente es inconcebible, quien puede disfrutar viendo una cabeza servida en una bandeja. Solo un verdadero criminal. Ni Herodes, ni Herodías tenían contemplaciones con nadie con tal de seguir viviendo en su relación pecaminosa. Cualquiera que se interpusiera sería exterminado y usarían a quien fuera para poder hacer lo que ellos deseaban. Sino les importaba su familia menos les importó degollar a Juan. Ahora, ¿cómo se puede explicar este nivel de comportamiento? Simplemente porque:

Escuchar la verdad siempre nos pesa.

Nadie que esté obrando mal quiere escuchar que le digan la verdad. El pecado es como una célula cancerosa que si no se trata se expande en todo el cuerpo. Se enraíza tan profundo que se necesita una buena cirugía para ser extirpada. Y los seres humanos por naturaleza no queremos escuchar que estamos llenos de ese cáncer llamado pecado . Has visto la reacción de las personas que consumen licor todos los fines de semana cuando tu les dices: “oye tu tienes problema con la bebida, eres alcohólico”, rápidamente te dicen: NO, yo puedo controlar la bebida. Se niegan a aceptar que ya tienen un problema. De igual manera cuando ves a una jovencita que desea abortar, le dices lo que estas pensando hacer es un asesinato, su respuesta será: “yo tengo derecho a decidir”. O que tal a Ricky Martín quien declaró que: “la Biblia no tiene ninguna autoridad para decir que los matrimonios homosexuales son ilícitos”. O las parejas que esta viviendo una relación ilícita como la de Herodes, se amparan en toda clase de excusas para justificar su pecado. Y así podría darte muchos ejemplos de personas que siempre buscan justificar sus faltas. Siempre buscan aligerar las faltas para continuar pecando. Buscan a luz de su propia verdad argumentar lo que hacen, pero para Dios el pecado no es justificable. Que alegría sienten los seres humanos cuando hasta se legaliza su pecado. Cuando se les da vía libre para hacer lo que sienten y lo que quieren. Cuando la ley de sus países ampara y solapa su pecado.

–Tengo que hacer un paréntesis para aclarar que yo no siento ningún desprecio por aquellos que se niegan a aceptar la verdad bíblica. Al contrario, si escribo es por amor a ellos. Para que entiendan que las conductas pecaminosas solo los esta acarreando hacia la condenación eterna. Ese juicio divino es inminente, y mi propósito con este articulo y el blog mismo es alcanzar a otras personas para Cristo. En donde sea que se lean estos artículos mi deseo es presentar a un Dios de amor que quiere que todos los hombres se arrepientan y vengan al conocimiento de Su Verdad, la única verdad verdadera. Pero también que conozcan a un Dios justo que obrará de acuerdo a lo que ha establecido en Su Palabra y que sigue con los brazos abiertos esperando para que todo aquel que se arrepienta tenga Vida Eterna. Mi llamado es anunciar las buenas nuevas de salvación. Es predicar a un Cristo que vive y reina para siempre–

En el siguiente articulo continuaré con este interesante tema.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s