Introducción

Winston Churchill dijo: las críticas no serán agradables pero son necesarias.[1] Esta declaración es válida, ya que ningún líder o ninguna persona, hará bien las cosas todo el tiempo. Cada que una persona este haciendo algo, siempre habrá quien critique para bien o para mal. Y como dice Winston, no siempre son agradables pero vaya que sí son necesarias. Las criticas siempre conllevan conllevan problemas para los lideres. Uno de esos problemas se genera al saber cuánto es capaz una líder de manejar, o enfrentar las críticas de los demás. Porque cuando se habla de críticas, también es necesario hablar de emociones. Quiérase o no, toda persona reacciona emocionalmente en el momento de recibir una crítica. Un líder puede reaccionar bien o mal ante quienes lo critican. Dentro de esas reacciones emotivas tenemos: tristeza, desánimo, enojo, furia, soledad, y fuertes deseos de abandonar sus proyectos. En circunstancias de mucha tensión provocada por las criticas a un líder, surge una pregunta muy válida ¿Cómo deben enfrentar los lideres las críticas de sus seguidores?

Esta serie de artículos tiene como finalidad proponer diferentes respuestas a esta pregunta. Sin embargo, antes de responderla, es necesario analizar las probables causas que llevan a que los líderes sean criticados.

CAUSAS QUE ORIGINAN LAS CRÍTICAS AL LIDER

Falta de visión clara

Proverbios 11:14 dice: Donde no hay dirección sabia, caerá el pueblo; Mas en la multitud de consejeros hay seguridad.[2] Cuando en un grupo, iglesia, directiva, asociación, no existe una visión bien clara y definida, su razón de ser es fácilmente cuestionable. Si no existe una visión bien elaborada, resulta muy fácil que las personas empiecen a dudar, a cuestionar, y a criticar a sus dirigentes. Un grupo que pretenda trabajar sin saber exactamente cuales son sus objetivos o a que le esta apuntando, llevará sobre sus hombros un buen numero de dudas de parte de quienes lo siguen. Un líder que carece de visión tiene mas trabajo que un líder que sabe hacia donde se dirige. Es más fácil seguir a un líder cuando se sabe hacia donde va, que a uno que sobre la marcha quiere encontrar su dirección.

lideres-sin-vision

 

En su libro sobre las 21 cualidades indispensables de un líder, John C. Maxwell habla sobre “la visión” y su importancia dentro del liderazgo.

Para un líder, –dice Maxwell– la visión es todo. Es absolutamente indispensable. ¿Por qué? porque es la visión la que lo que guía. Es ella la que marca la meta. Enciende y alimenta el fuego dentro de él, y lo lleva hacia adelante. También es el encendedor para otros que siguen a ese líder. Muéstrame un líder sin visión, y te mostraré alguien que no va a ningún lugar. En el mejor de los casos, viaja en círculos.[3] (Énfasis añadido).

Si un líder se muestra ante quienes lo siguen como alguien inseguro, es indudable que provocará desconfianza ante ellos. Un ejemplo bíblico de un líder temeroso es el Rey Saúl, quien en momentos de gran presión dudaba y provocaba desconfianza en sus seguidores, tanta desconfianza provocó que un buen numero de soldados lo abandonaron (1Samuel 13:1-15). Saúl fue un líder que tomó malas decisiones durante su reinado debido a que no fue capaz de guardar el mandamiento de Dios, actuó según el versículo 13: locamente, neciamente. La palabra en el hebreo significa: alguien que se porta mal, pero la impresión que nos deja es que lo produce una falta de firmeza, de fuerza y de decisión”,[4] es por esta y otras razones, Saúl perdió su reinado. De igual manera en el contexto de la iglesia local, o grupo, o asociación, el número de detractores crece cuando no saben hacia están siendo llevados. Se debe decir que lamentable como crece el número de desertores por falta de visión. A manera de conclusión entonces en este punto es que: la falta de visión clara, y definida, genera muchas críticas. (681 palabras).

El celo ministerial o posicional

El celo posicional es otro problema que genera criticas dentro de los grupos. Es un problema recurrente dentro de los grupos. Además es una de las principales causas de divisiones y rompimientos en grupos de trabajo, incluso dentro de las iglesias locales. Este es un problema que cuando surge debe cortarse de raíz. No se puede permitir que crezca porque sus consecuencias son drásticas. Ya que ha sido una de las causas principales por las cuales se ha dividido la iglesia local y otras asociaciones. Pero ¿Qué es el celo ministerial o posicional? “Es cuando los lideres se sienten atemorizados por perder el protagonismo –dice Jenaro Bahamondes Urrutia– no admiten adhesión a sus posiciones, hacer esto es como construir nuestros pequeños imperios, donde no se admite escrutinio, menos aun, se puede disfrutar de la riqueza que conlleva el intercambio ministerial” [5].

El celo ministerial o posicional puede ser una ruta con dos vías. La primer vía es: el celo de líderes antiguos a nuevos. Esta clase de celo, es aquel que surge entre el liderazgo que lleva años ejerciendo y ocupando posiciones estratégicas y el liderazgo que comienza a surgir. Cuando un líder antiguo se siente inseguro ante la generación que va surgiendo, de una forma u otra procura no ceder ni un solo espacio para que los nuevos encuentren cabida. No le permiten conocer, ni desarrollarse. No existe la posibilidad ni de enseñarle al liderazgo pujante porque esto implica que su posición este amenazada.

celo ministerial

La segunda vía es: el celo del líder nuevo hacia el líder antiguo. Las nuevas generaciones están mas familiarizadas con la tecnología, las nuevas metodologías, o cuentan con mas herramientas que los lideres antiguos. Su principal estrategia es mostrarse mas capaces a través del uso de nuevas metodologías. Los lideres antiguos se han rezagado muchas veces, lo cual es una ventaja para el líder joven. Los lideres nuevos no están interesados tampoco en compartir los conocimientos adquiridos a los líderes viejos. Lo cual lleva al final de cuentas a crear tensiones entre ambos grupos. La mejor arma para socavar los cimientos del liderazgo es la crítica entre ambos grupos. Se critica lo que no han hecho o han dejado de hacer los líderes antiguos y también se critican las propuestas nuevas de los líderes en vías de desarrollo. En ese mismo orden de ideas muchos pastores o líderes cuando se sienten amenazados optan por impedir el desarrollo. Y lo hacen creando círculos exclusivistas y partidarios donde solo unos pocos pueden ser parte de ellos. Promoviendo la exclusión y el sectarismo dentro de la iglesia local o las asociaciones, o directivas. Además, impiden el surgimiento de nuevos líderes, es casi imposible pertenecer a esos grupos selectos.

En Lucas 9.49-50, se narra que Juan uno de los discípulos más cercanos a Jesús en cierta oportunidad le dijo: Maestro, hemos visto a uno que echaba fuera demonios en tu nombre; y se lo prohibimos, porque no sigue con nosotros. Claramente se observa que Juan reconocía que este individuo estaba siendo exitoso en su practica de echar fuera demonios. Reconocía también que lo hacía en el nombre de Jesús. Que la obra que estaba llevando a cabo era plausible. Sin embargo Juan creía que por no pertenecer al grupo de los doce, no podía seguir haciéndolo. Que el hecho de no pertenecer al grupo de los escogidos les obligaba a impedirle a aquel hombre que siguiera haciéndolo. Juan no veía con buenos ojos que este personaje de quien ni el nombre menciona la Biblia trabajara solo. No lograba ver que su trabajo era bueno, mas bien sentía que él estaba ganando fama, y usando el nombre de Jesús. Dentro del liderazgo, algunos lideres se sienten como Juan. Caen en el mismo error. Los lideres llegan a considerarse tan autosuficientes, que piensan que únicamente ellos tienen derecho a ejercer liderazgo. Piensan que únicamente ellos tienen todas las respuestas. Eso es precisamente el celo ministerial o posicional. Creer que la verdad absoluta le pertenece solo a un grupo y que todos los que no pertenezcan a ese grupo no deben ejercer ningún puesto de liderazgo. El celo ministerial o posicional no permite generar espacios para nuevos lideres. Si no pertenece a mi grupo no tiene derecho a ser líder.

Jesús con mucha sabiduría los corrigió diciéndoles: no se lo impidan, porque el que no está contra ustedes esta a favor de ustedes v.50. En otras palabras, aun cuando no pertenezca a su grupo, pero este realizando un buen trabajo, o este ejerciendo un liderazgo eficaz, que beneficie la visión, no tienen porque impedirle que siga haciéndolo. No impidan su esfuerzo porque es benéfico. Como dice un amigo constantemente: todo lo que suma, ayuda. Eso es lo que Jesús esta diciendo. Sea que pertenezca o no a nuestro grupo su trabajo suma en el plan divino. Ningún líder debería ser excluido, al contrario debería ser escuchado. Cuando ha tomado buenas decisiones y ha mostrado capacidad, lejos de ser excluido debe ser escuchado. Debe tomársele en cuenta para ocupar posiciones de liderazgo. Entonces el celo ministerial o posicional genera criticas, pero criticas destructivas. No ayuda a la hora de perseguir la visión.

En el siguiente articulo veremos otras dos posibles causas que originan criticas al liderazgo, mientras tanto haz tu lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

[1] Proverbia.net http://www.proverbia.net/citasautor.asp?autor=214&page=2 (Consultado 13/04/13).

[2] Todas las citas bíblicas se han extraído de la versión de la Biblia Reina-Valera, revisión del año 1960, a menos que se indique lo contrario.

[3] John C. Maxwell, Las 21 cualidades indispensables de un líder, (Grupo Nelson: Nashville, Tennessee, USA, 2007), 73.

[4] Comentario Mundo Hispano: 1 Samuel, 2 Samuel, y 1 Crónicas, Tomo 5, 1ra. Ed. (Editorial Mundo Hispano: El Paso, Texas, USA, 1997), 71.

[5] Jenaro Bahamondes Urrutia, El perfil de un líder: por una dirección efectiva, (Christian Editing Inc. Miami Florida, USA, 2010), 124.

1 comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s