En articulo anteriores hemos visto que en el diseño de Dios no esta contemplado la idea de un matrimonio a distancia y que las parejas deben honrar el mandato porque viene de parte de Dios. Ahora responderemos dos preguntas más y en el último articulo veremos los peligros que corre un matrimonio así. Ahora veamos la pregunta numero dos.

Segundo ¿Debe una mujer pedirle el divorcio a su esposo si él no decide regresar pronto?

Como se dijo arriba, el plan de Dios para la familia es que vivan juntos. Que se mantengan unidas. El divorcio en sí mismo delante de Dios es abominación. No es algo que considere bueno. Jesús dijo que la única posible razón por la que una pareja podría divorciarse era por causa de fornicación, es decir por todo tipo de pecado sexual que se cometa dentro del matrimonio (Mt 19:9). Pero también enseñó que sus verdaderos seguidores debían extender gracia sobre sus ofensores, no una vez, ni dos, ni siete, sino hasta setenta veces siete (Mt 18:21-22). Pudiendo aplicar esta enseñanza al hecho que sí un cónyuge ofende a otro a través de una relación pecaminosa de tipo sexual pueda existir la posibilidad del perdón. Que el cónyuge ofendido pueda extender la gracia sobre su pareja y considerar perdonarlo. Tengo que decir también y dejar claro que esa enseñanza de Jesús no significa que un esposo o esposa deba cometer un sinfín numero de veces algún pecado de tipo sexual y que en todo momento deba ser perdonado, porque decirlo así sonaría que es una licencia para pecar. Lo que si estoy diciendo es que consideren es que el divorcio tiene que ser la ultima instancia a la que una pareja deba recurrir. Que en la medida de lo posible busquen mantenerse bajo el vinculo sagrado del matrimonio. Jesús enseñó que lo que Dios une, el hombre no puede separarlo (Mt 19:6b).

exclusion-a-madres-solteras

Nunca el divorcio podría solucionar el matrimonio de un esposo que se ha marchado. Porque si la meta es encontrar o iniciar una nueva relación tengo que decir que Jesús también enseñó que si se unen a terceras personas los divorciados cometen adulterio (Mt 19:9b), entonces una decisión de esa magnitud debe ser consensuada, meditada, debe estar sujeta a mucha oración por parte del cónyuge que la este considerando. Como dije previamente el asunto del tiempo de ausencia debe ser planeado, platicado, estipulado. Se deben trazar metas concretas con la partida del esposo. Especificar cuantos años se irá, que cosas harán para mantenerse económicamente hablando para cuando el vuelva. Es decir, pondrán un negocio, comprarán algún bien inmueble, establecerán las condiciones para poder evitar la salida nuevamente del esposo.

Una pareja que decide una separación así debe tener un plan por bien de su matrimonio. No hacerlo constituirá un estilo de vida que tornará cada vez mas pesadas las cosas. No pueden estar en un constante ida y vuelta porque no es ese el modelo de Dios. Los divorcios se pueden evitar, toda vez existan acuerdos. Algunos esposos ven la posibilidad de unirse en matrimonio a otra persona en Estados Unidos con la finalidad de conseguir los papeles que lo puedan legalizar. Considero que esta acción viola toda la norma decretada por Dios. Además que se consideraría una bajeza, una vileza para su esposa y sus hijos. Es una traición a conveniencia. Por su puesto que jamás Dios aprueba algo como esto por mas que se intente justificar. En síntesis nada justifica la idea de un divorcio.

Tercero ¿Debe una mujer sacrificar la comodidad del dinero que recibe mensualmente a cambio de vivir al lado de su esposo?

Esta pregunta suena romántica. En realidad si lo es. El romance es un ingrediente necesario en el matrimonio. Fue de hecho el factor recurrente en la etapa del noviazgo. Por ende en el matrimonio no puede excluirse. Y ¿por qué digo que esta pregunta es romántica? Porque al final de cuentas las cosas materiales van y vienen. Y en la escala de valores, tengo que decir que ningún carro del año satisface la necesidad de afecto que una persona desea. Muchos hombres pensamos que regalando cosas de mucho valor lograremos demostrar mas amor por nuestras mujeres. Francamente estamos en un gran error. Cualquier mujer preferiría vivir debajo de un árbol pero al lado del hombre que ama. No quiero decir que las mujeres no aspiren a comodidades o lujos, pero si le preguntas a una mujer cristiana, comprometida con el Evangelio, si cambiaría todo los lujos y el dinero que tiene por tener un hombre de Dios a su lado, no lo dudaría ni una sola vez. El dinero no compra afecto. Los carros no dan besos ni caricias. Los lujos no dan consuelos a las tristezas, ni complementan soledades. ¿Entiendes dónde esta el romance? Esta en el hecho que las parejas desean permanecer juntas siempre, el cómo es lo menos importante.

mujeres-solas_Fotor

Hombres y mujeres tenemos percepciones distintas de lo que es vivir juntos. Los hombres prometemos la luna y las estrellas, las mujeres solo quieren un hombre a su lado. Prometemos viajes, casas cómodas, las mujeres solo desean que no nos separemos de ellas. Quieren vernos todos los días a su lado. ¿Cómo puedo estar seguro de ello? Lo haré a través de la demostración, pero tu deberás ayudarme recordando algo o haciendo una tarea. Has notado la mirada de una mujer que enviudó después de vivir por años junto a su esposo. ¿Has visto su mirada? ¿Sabes qué le ocurre cuando regresa a casa, qué siente, qué piensa? Bueno si lo sabes o no, es una buen reto que puedas averiguarlo. Platica con una mujer viuda y te llevarás grandes sorpresas. He escuchado decir que una parte de ellas fue enterrada junto a su esposo el día de su sepelio. Que las cosas no serán lo mismo sin él. Por supuesto no estoy diciendo que los esposos no lo resientan, claro que si. Pero en verdad las esposas resienten mas. Ellas sabían la hora que a él le gustaba comer, su plato favorito, cual camisa le gustaba mas. Al partir, ya no habrán mas camisas que planchar, no habrán mas conversaciones antes de dormir. Lo que intento decir es que la ausencia deja un hueco en la vida del viudo o viuda que no podrá llenarse con nada ni con nadie. Por eso es romántico, porque es preferible vivir juntos en circunstancias económicas menores que vivir abundantemente llenos de bienes materiales pero como si hubiésemos enviudado.

Las parejas se casan para toda la vida y en parte de la ceremonia se prometen estar unidos en la salud y en la enfermedad, en la riqueza y en la pobreza. Entonces esa promesa debe cumplirse. A lo largo de mi vida (41 años, no es mucho) pero he aprendido que para vivir bien no se necesita mucho dinero. Nuestros hijos bien se disfrutan una golosina como bien disfrutan una buena comida. Nuestras parejas bien se sonrojan con una rosa que con dos docenas. Igual disfrutan una caminata a nuestro lado que andar en un carro ultimo modelo. Lo material no compensa lo sentimental. Por eso parejas que están en esta situación, consideren la idea de vivir juntos, permanecer juntos, caminar juntos. Al final nada de lo material se lleva uno. Lo que si queda es la satisfacción que vivieron una vida plena, feliz, donde juntos aprendieron a salir adelante. Piensen si es el estilo de vida que quieren llevar, porque lejos están expuestos a varios peligros. El enemigo anda como león rugiente buscando a quien devorar como dice el apóstol Pedro, y un matrimonio a distancia es una buena presa para ser devorado.

En el último articulo de eta serie veremos algunos de los peligros que corren los matrimonios a distancia. Mientras tanto haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible. 

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s