En el articulo anterior vimos que para Hiroshima y Nagasaki la vida cambió súbitamente en el año 1945, que de igual manera fue en los días de Noé y de Lot, y que ambas referencias fueron usadas por Jesús para explicar que esas serían algunas de las señales que debían cumplirse para su segunda venida. También vimos que las condiciones en las que se encuentra la humanidad en el siglo XXI son tan similares a las de aquellos días.

Las señales anuncian el cumplimiento de su promesa

Lo que intento decir es que las condiciones están apropiadas para que súbitamente todo cambie. Para que el Señor venga por su iglesia. Para que el Señor arrebate a aquellos que dispusieron su corazón como Noé para no contaminarse y decidieron andar fielmente con Dios. Jesús vendrá. Mientras algunos estén celebrando orgías, o drogándose, o trabajando, cuidando sus niños, o mientras algunos estén en la universidad o manejando de regreso a casa, el Señor vendrá por los suyos. Él vendrá, por favor lea con atención estas palabras, y no tome en poco estos párrafos. El apóstol Pedro evocando las palabras de Jesús dijo: El Señor vendrá como un ladrón. En aquel día los cielos desaparecerán con un estruendo espantoso, los elementos serán destruidos por el fuego, y la tierra, con todo lo que hay en ella, será quemada (2Pe 3:10). Un ladrón es un visitante inesperado e indeseado, alguien que no avisa cuando aparecerá. Así será la venida del Señor.

mujer-deprimida-endometriosis

El Señor mismo –afirma el apóstol Pablo– descenderá del cielo con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, y los muertos en Cristo resucitaran primero. Luego los que estemos vivos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados junto con ellos en las nubes para encontrarnos con el Señor en el aire. Y así estaremos con Él para siempre, (1Tes 4:16-17). Jesús dijo: La Señal del Hijo del Hombre aparecerá en el cielo, y se angustiarán todas las razas de la tierra. Verán al Hijo del Hombre venir sobre las nubes con poder y gloria. Y al sonido de la gran trompeta mandará a sus ángeles, y reunirán de los cuatro vientos a los elegidos, de un extremo al otro del cielo (Mt 24:30-31). No solamente seremos arrebatados sino que también seremos transformados. El apóstol Pablo: fíjense bien en el misterio que les voy a revelar: No todos moriremos, pero todos seremos transformados, en un instante, en un abrir y cerrar de ojos, al toque final de la trompeta. Pues sonará la trompeta y los muertos resucitarán con un cuerpo incorruptible, y nosotros seremos transformados (1Co 15:51-52).

Bellas palabras de vida y oportunidad

Que palabras tan esperanzadoras son estas, tanto para los que hemos creído como para los que aun no lo han hecho. Para los que hemos creído nos bendice saber que la Biblia dice que cuando creemos en Jesús, súbitamente pasamos de las tinieblas a la luz admirable de Cristo. Cuando ponemos la fe en el Hijo de Dios pasamos de muerte a vida. Al ser alcanzados por las misericordias de Dios pasamos de ser sus enemigos para convertirnos en Sus hijos. Por otro lado para los que no han creído también son esperanzadoras estas palabras porque como afirma el apóstol Pedro, no es que el Señor tarde en cumplir su promesa, según entienden algunos por tardanza. Mas bien, Él tiene paciencia con ustedes, porque no quiere que nadie perezca sino que todos se arrepientan (2Pe 3:9). De la misma manera el apóstol Pablo dijo: Dios quiere que todos sean salvos y lleguen a conocer la verdad (1Ti 2:4). Y ¿Cómo son alentadoras estas palabras? Porque como hemos dicho el Señor esta extendiendo Su Gracia a los que aun no le han conocido. Él sabe que su ira es fuego consumidor y esta dando la oportunidad para que las personas se arrepientan, recapaciten y reciban el regalo de la vida Eterna que se alcanza cuando se cree en Jesús. Dios quiere evitarle ese terrible castigo a los que aun no lo han reconocido como Salvador.

image14

 

Decide pronto y no tardes mas

No quiero entrar en detalles ni desviarme, pero diré que los fariseos simplemente no creían que con la llegada de Jesús a la tierra el Reino de Dios quedaba oficialmente inaugurado. Aun cuando estos hombres lo habían visto y oído no creían en Él. En el v.21b de Lucas 17 Jesús les dijo: dense cuenta que el reino de Dios esta entre ustedes. No esperen mas porque aquí estoy ya. En los días de Noé la gente no creyó que vendría aquella gran destrucción, vieron el arca y a Noé trabajando en ella y no se arrepintieron. Con Lot, los yernos y la esposa pensaron que Dios bromeaba, incluso Lot titubeó, pero esto no detuvo la voluntad de Dios y actuó.

Por lo tanto, debes entender que Dios no perdonó a los ángeles cuando pecaron, sino que los arrojó al abismo, metiéndolos en tenebrosas cavernas y reservándolos para el juicio. Tampoco perdonó al mundo antiguo cuando mandó diluvio sobre los impíos, aunque protegió a ocho personas, incluyendo a Noé, predicador de la justicia. Además, condenó a las ciudades de Sodoma y Gomorra, y las redujo a cenizas, poniéndolas como escarmiento para los impíos… todo esto demuestra –continua diciendo el apóstol Pedro– que el Señor sabe librar de la prueba a los que viven como Dios quiere, y reservar a los impíos para castigarlos en el día del juicio. Esto les espera sobre todo a los que siguen los corrompidos deseos de la naturaleza humana y desprecian la autoridad del Señor. A como yo lo veo están los que vivirán eternamente con Dios y los que vivirán, pero sufriendo eternamente sin Él. ¿Con quién deseas estar tú?

Mientras tanto haz tu lo posible y deja que Dios haga lo imposible. 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s