Introducción

Generalmente los hombres no solemos pensar en el día de nuestra boda tal como lo hacen las mujeres. Esto no significa que de alguna manera no idealicemos a la mujer con la cual nos gustaría casarnos. Por supuesto que si, todos o la gran mayoría pensamos en cómo debería ser la mujer con la cual nos gustaría vivir. Es verdad que por ser hombres nos dejamos llevar en gran parte por la apariencia física, pensamos primero en algunas particularidades físicas especificas que nos gustaría que tuviera nuestra pareja, y relegamos en segundo plano los valores y virtudes que nos gustaría que tuviera nuestra compañera de vida. Anteponemos lo externo a lo interno. Es precisamente por esa forma de elegir a la pareja, que muchos hombres son infelices dentro de su relación matrimonial. Porque se dejaron llevar por la apariencia física y no se percataron de los aspectos internos que definen a su pareja, como la moral, los valores, las virtudes, etc. En este articulo veremos algunos versículos que nos permitirán saber lo que debe y no debería hacer una mujer para edificar su casa. Pero primero veamos cual es el propósito por la cual Dios creó a la mujer.

El propósito de la mujer

 Cuando Dios decidió entregarle al primer hombre, Adán, su compañera de vida, pensó en que esta fuera ayuda idónea para él. Que fuera su complemento y su equilibrio. Las buenas mujeres son precisamente eso, ayudas idóneas, complementos, equilibrio, son las que pueden inspirar a su pareja para que alcance metas, sueños, para que logre sus objetivos en la vida. Se espera que las buenas mujeres, sean virtuosas, honestas, con valores y llenas de virtudes. El famoso dicho reza: detrás de un gran hombre hay una gran mujer, y es así, la mujer virtuosa edifica su casa. Las mujeres inteligentes, saben darle sentido a la vida del hombre. Cuando una mujer sabe ser buena influencia en el hombre este puede convertirse en un ser excepcional.

varona

La otra cara de la moneda no es tan alentadora, mas bien es trágica, porque así como la buena mujer puede lograr que el hombre sea prospero, una mujer puede influenciar mal a su pareja. En una ocasión escuche una canción que hablaba acerca del poder que tiene la mujer sobre el hombre. Decía que una mujer tiene la capacidad de convertir al hombre en un simple mendigo o lo puede convertir en un señor también. Ese es el punto, que en realidad la mujer puede lograr eso, su influencia puede ser tan buena que lo ayude a convertirse en un buen hombre o que su influencia sea maligna, dañina, al punto que haga de él una piltrafa humana. Conocemos en la historia de varios casos de hombres que encontraron su ruina por causa de una mujer. En los registros de la Biblia podemos mencionar a Sansón quien encontró su ruina con Dalila, y Salomón que sucumbió con los encantos de la Reina de Saba.

Ananías y Safira

 En Hechos 5, encontramos el caso de una pareja de esposos que hubieran quedado registrados en la historia como un buen matrimonio, de fe y generoso, y no como en realidad quedaron, como un par de buenos mentirosos. Ananías y Safira era un matrimonio que aparentemente pertenecían a la iglesia naciente, dice la narración, que un día Ananías dispuso vender la propiedad que tenían y entregar el dinero que recibieran de la venta a los apóstoles, tal y como lo venían haciendo otros creyentes, (cp. Hechos 4:32-37). Dice el pasaje que Safira la esposa estuvo de acuerdo con él en tres cosas, (1) en la venta de la propiedad, (2) en retener una cantidad de la venta y (3) en mentirle a los discípulos.

mal matrimonio

Pregunto ¿Qué tiene que ver ella estuviera de acuerdo en todo? Mucho, porque precisamente ese es mi punto, que la esposa supo de antemano que aquello que iban a hacer estaba malo, y no lo detuvo, mas bien estuvo de acuerdo en lo que su esposo iba a hacer. Cuando ella supo la pecaminosidad de los actos de su esposo, tuvo que frenarlo, tuvo que hacerle ver que no estaba bien hacer tal cosa. Si la buena mujer debe equilibrar a su esposo, entonces cuando ella se da cuenta que el hombre esta encaminándose a la ruina, debe ser el contrapeso que evite la caída de él. No puede alentarlo a seguir, debe procurar que entre en razón. Safira no evitó lo que él pensó hacer, y dice la Biblia que el final fue, la muerte de ambos. Repito, esa es la importancia de buscar una mujer que tenga valores, sea inteligente y de buena estima, porque de lo contrario ambos están condenados a la ruina.

Consecuencias de una mala elección

Martin Lutero dijo: la esposa debe lograr que su marido se alegre de llegar a su casa, y él debe lograr que ella se lamente al verlo partir. Sin embargo, tengo que decir que tristemente hay relaciones donde ni él marido quiere regresar rápido al final de su jornada laboral, y donde la esposa ansía que él tampoco regrese rápido a casa. Esta tan dañada la relación que lejos de ser la casa hogar dulce hogar, es mas bien, infierno amargo infierno. En una pareja ambos cónyuges son responsables por mantener sana la relación. Pero, vuelvo a insistir la mujer influye en gran parte para que esto suceda. Cuando una mujer no edifica su hogar con sabiduría la vida en la casa se puede convertir en una verdadera tortura. Veamos un pasaje que nos presenta tres características de una mujer negligente o insensata que no sabe edificar su casa.

pareja-brava

  1. Proverbios 9:13 presenta tres características de una mujer insensata. La insensatez en la Biblia se presenta como necedad. También se puede entender la insensatez como la falta de sentido común. Una mujer insensata es desquiciada, majadera y abusiva. Por ello dice el pasaje que una mujer insensata posee tres características, primero dice que es alborotadora, luego que es simple y finalmente que también es ignorante.
  • Alborotadora, sinónimo de revoltosa, peleonera, explosiva, que no controla su temperamento. Una mujer alborotadora no edifica su casa porque todo el tiempo pasa buscando la confrontación, la riña, todo es un problema para ella, nada le satisface, mas bien, cualquier cosa puede ser un motivo o una razón para iniciar una discusión fuerte. No existe nada mas devastador para un hombre que no encontrar paz ni aun en su propia hogar o con su pareja. La mujer alborotadora hace que su vida sea como un campo de batalla, donde día y noche se discute, se ofende, se hiere, y no existe manera de buscar la paz y el equilibrio familiar. La mujer alborotadora no puede edificar su casa, al contrario lo destruye, y además provoca daños colaterales en sus hijos, y otros familiares.

Vivir con una mujer alborotadora es imposible, porque no solo es agresiva sino también es resentida, y vengativa, Prov. 25:24 dice: mejor es estar en un rincón del terrado, que con mujer rencillosa en casa espaciosa, porque no existe un solo lugar donde se encuentre a salvo, no se sabe en que momento actuará de acuerdo a sus sentimientos reprimidos. Es incluso mejor dice el proverbista habitar en el desierto que con mujer rencorosa. La mujer resentida no descansa hasta satisfacer su venganza, porque es rencillosa, Prov. 27:15 compara a una mujer así con una gotera continua en tiempo de lluvia, y también como carcoma en sus huesos (Pro. 12:4b).

alborotadora

  • Simple: el escritor de los Proverbios dijo que uno de los objetivos de estos dichos es darle sagacidad a los simples. Sagacidad es sinónimo de inteligencia, lucidez, perspicacia. Decir que una mujer insensata es simple es decir que es falta de entendimiento, que carece de sagacidad, sutileza y discernimiento. Las mujeres simples no piensan al hablar, lo primero que viene a su mente lo dicen, no analizan las situaciones, no organizan su mente con inteligencia y no razonan en las situaciones adversas. No sabe manejar los conflictos, no busca soluciones mas bien todo el tiempo ve errores. Las mujeres simples, tampoco saben escuchar y no saben responder, una mujer simple no alienta con sus palabras mas bien destruye con ellas. Todo el tiempo actúan precipitadamente, sin prudencia. No logran ver mas allá de su día a día, no piensan edificar su hogar a través del ahorro, el buen uso de la economía, olvida la importancia que tiene planear el mañana del hogar, no procura que su pareja se establezca, ni se estabilice, mas bien busca los puntos vulnerables para derrumbarlo.
  • Ignorante: finalmente dice que la mujer insensata es ignorante. No busca la superación personal, no le interesa cultivarse o mejorar su conocimiento. Voluntariamente se equivoca, no acepta la responsabilidad de sus errores, es errática la mayor parte del tiempo, además una mujer ignorante no sabe administrar su vida, su casa, su familia. La ignorancia no sabe interpretar los actos buenos o malos de su pareja. Su ignorancia la lleva a pecar constantemente. Una mujer ignorante ni siquiera puede entender los consejos que recibe. Por ello dice el proverbista que: como zarcillo de oro en el hocico de un cerdo es la mujer hermosa y apartada de razón.

Conclusión

 En conclusión, recordemos que: El matrimonio es para toda la vida, y durante la ceremonia dicen: hasta que la muerte los separe, y no se vale ayudar (broma), entonces es importante saber elegir a una buena mujer, a una que sepa edificar su casa con inteligencia, y recordar que si Jehová no edificare la casa, en vano trabajan los que la edifican, (Sal. 127:1a). De esa cuenta quiero sembrar algunas semillas de fe que ayuden a los hombres que leerán este articulo para que sepan escoger a un buena mujer y sembrar de la misma manera en ti mujer que leas este articulo, para aprendas, o corrijas tu vida y llegues a ser una mujer que sepa edificar su casa con sabiduría.

1-620x350

  • Primero, toda mujer inteligente debe poner a Dios como el centro de su casa, tal como dice el Sal. 127:1a.
  • Debe entender también que Dios es cabeza de su esposo, y que su esposo es cabeza de ella. Debe respetar esa autoridad que Dios ha establecido, sujetarse con sencillez a su esposo (cp. 5:22-23, Col. 3:18).
  • Ejerzan el papel que Dios le ha designado, ser ayuda idónea para su marido, (Cp. Gen. 2:18).
  • Si una mujer desea tener un buen hogar debe pedirle a Dios que le conceda gracia delante de su marido y de los demás, de esa cuenta, la mujer agraciada tendrá honra, (Pro. 11:16a), será corona de su marido (Prov. 12:4a).
  • Finalmente, deben entender que las mujeres que deseen establecer sus hogares con inteligencia, deben ser buena influencia no solo con su pareja sino también con sus hijos, y familiares. Que todo cuanto hacen para edificar su conocido es conocido hasta con los de adentro y los de afuera.
  • Proverbios 31:10-31, es la mejor descripción de la mujer virtuosa.

Articulo relacionado, Como herir el corazón de una mujer en dos pasos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s