INTRODUCCIÓN

Dicen que el Evangelio y la Política no se mezclan y que además los cristianos o la iglesia debemos ser apolíticos. Ante esto debemos preguntarnos ¿qué significa ser apolítico? Por definición, es, ser ajeno, o indiferente o desinteresado a la política. Es decir que un cristiano no debe interesarse por participar de una contienda electoral como candidato, que no puede aspirar a cargos públicos que requieran del voto ciudadano y que tampoco puede participar de grupos políticos. Pero ¿hasta donde puede llegar su indiferencia? O ¿hasta donde esta obligado a guardar silencio? Y algo más ¿por qué no puede decir nada ante la crisis política que afronta el país? Y lo pregunto porque me resulta difícil no pronunciarme ante lo que mi país esta viviendo.

oremos

Sin embargo deseo hacerlo desde la perspectiva bíblica, específicamente desde la perspectiva veterotestamentaria, porque estoy convencido que, si tanto nuestras autoridades como la población atendiéramos el consejo de Dios para gobernar y vivir, las cosas serían distintas. Lo que esta pasando en Guatemala no es algo nuevo, también ocurrió en tiempos bíblicos, y estoy seguro que también seguirá ocurriendo aquí y en otros países a menos que empecemos a hacer algo al respecto. Eso si, como cristianos apolíticos que somos también estamos obligados a expresar la verdad de la Palabra de Dios para llamar la atención y sobre todo llamar al arrepentimiento a aquellos que no estén obrando bien, a nuestras autoridades principalmente para que reflexionen en su proceder.

Ciertamente podemos ser ajenos a los partidos políticos y a la participación partidista, pero no indiferentes o desinteresados a las injusticias y a las barbaridades que están cometiendo nuestros gobernantes. Si bien es cierto que la Biblia nos llama a que se hagan plegarias, oraciones, súplicas y acciones de gracias por todos, especialmente por los gobernantes y por todas las autoridades, para que tengamos paz y tranquilidad, y llevemos una vida piadosa y digna. (1Tim. 2:1-2),  también es cierto que debemos estar comprometidos en decir cuales serán los efectos o las consecuencias que sufriremos si continuamos viviendo como hasta hoy lo hemos hecho. Antes de hablar sobre lo que el profeta Amós tiene que decirnos, brevemente describiré parte de la realidad política de nuestro país.

 LA REALIDAD POLITICA DEL PAIS

 El panoramaguatemala de luto político actual de nuestro país, Guatemala, no es muy alentador que digamos. Se están viviendo días verdaderamente lamentables. Estamos saturados de infinidad de noticias que hablan de los escándalos políticos que están protagonizando el presidente y la vicepresidenta del país. Tan grave es la situación que incluso se esta pidiendo la renuncia de ambos mandatarios. En realidad yo no se si esto será la solución a nuestros problemas, porque la pregunta que debemos hacernos es ¿en manos de quien dejaremos el gobierno si nuestras autoridades renunciaran? o ¿quién gobernaría si ellos no continúan? Porque si vemos para los lados, no hay muchas opciones confiables a las que pudieran designar para gobernar, nuestra baraja política es muy pobre y escasa, pero sobre todo poco confiable.

El futuro político del país

Estamos en pleno año electoral, y de nuevo repito que nuestro futuro político es desalentador. Los analistas políticos ven los perfiles de los candidatos a presidente como personas con falta de ética, calidad moral, y libres de acusaciones. Por una u otra razón siempre hay algún señalamiento que se le puede hacer a cada uno de ellos. No están completamente libres de detalles como para pensar que son los idóneos para ocupar la silla presidencial. Según dicen los expertos se nota su hambre de poder, y que sus intenciones son mas personales que los deseos de ayudar al pueblo de Guatemala. Los tres candidatos que encabezan las encuestas no son íntegros, tienen sus pecadillos ocultos y otros no tan ocultos.

Sobre los aspirantes a presidente de la nación

      La Ex esposa

Uno de los tres aspirantes fuertes a la presidencia es la ex esposa del presidente anterior, a quien en las elecciones pasadas su hambre de poder la llevó incluso a cometer algo que considero yo una bajeza. Sabiendo que ser la esposa del presidente en turno le imposibilitaba aspirar a la presidencia, decidió de común acuerdo o no con su esposo, divorciarse de él. Fue capaz de romper con el vinculo matrimonial con tal de participar en la contienda electoral. Qué imagen puede darse para las familias guatemaltecas al ver que una persona es capaz de sacrificar a la familia con tal de llegar a un puesto publico. Si vemos a la familia como la base de la sociedad, el mensaje que esta señora dio fue que en realidad la familia no es tan importante. Que se puede sacrificar si es por el bien personal antes que el bien familiar. Donde quedan en la mente de esta señora los valores primordiales como el respeto a la familia, el amor, y la fidelidad matrimonial. Pregunto: ¿Si fue capaz de hacer esto con su familia, que podría llegar a hacer con el país?

En el próximo articulo hablaremos de los otros dos candidatos e introduciremos la perspectiva bíblica basados en el Libro de Amós, mientras tanto haz tu lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s