Así llegamos a la conclusión de esta serie de artículos, hablando acerca de:

La presencia de Dios es notoria en tu vida

 Ya en este punto tengo que decir que entre el tiempo del Pueblo de Israel, el tiempo del ministerio de Cristo y nuestros día las cosas también han cambiado drásticamente. Jesús ya no esta físicamente entre nosotros. Pero esto no significa que estamos solos en el mundo. De hecho en Juan 14:18 Él dijo: No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros. Y la forma en que la presencia de Dios esta en nosotros y con nosotros es a través de su Santo Espíritu. Jesús dijo que a sus discípulos que era necesario que Él partiera para que el Espíritu viniera a sus vidas, y que cuando ya estuviera en ellos, les enseñaría todas las cosas y os recordará todas las cosas que les he hablado. La Presencia de Dios ahora inunda nuestras vidas tal como lo hacía en el Tabernáculo de Reunión, con poder y Gloria el Espíritu Santo se hace sentir en nuestras vidas. Podemos decir con gran alegría que vivimos confiados porque Dios esta en nosotros. Que ahora aunque no lo podemos ver lo podemos sentir. Que podemos vivir confiadamente porque Él esta en nosotros y que pelea por nosotros.

 espiritu-santoV

Que al igual que el Pueblo de Israel, podemos andar confiados porque Dios va delante de nosotros como poderoso gigante peleando todas la batallas que enfrentamos. Que podemos tener la seguridad que no estamos solos, que no nos han abandonado. Que también hemos pasado de ser esclavos del pecado a ser un pueblo libre y que otros pueden ser testigos que nuestra vida a cambiado porque Dios esta con nosotros. El Espíritu Santo ahora es quien nos dirige, nos pone palabras para decir, nos ayuda en nuestras adversidades, nos advierte de peligros, nos redarguye del pecado, nos dirige a nuestros destinos y nos lleva de Gloria en Gloria, de Triunfo en Triunfo, y de Victoria en Victoria. Ahora a diferencia del Pueblo donde la presencia de Dios caminaba afuera nosotros la tenemos dentro de nosotros. El apóstol Pablo escribió: ¿o ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual esta en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? (1Cor. 6:19), nuestro cuerpo es templo y morada del Espíritu Santo, ahí habita Él. Jesús dijo que si reteníamos su mandamientos Él moraría en nosotros y que el Padre que mora en Él también moraría en nosotros.

pentecostes1

Por ello es imposible que quien anda bajo laPresencia de Dios no se ha conocido por los hombres. Estoy convencido que cuando tu vives bajo los preceptos divinos, haciendo la voluntad de Dios, caminando por donde Dios quiere llevarte, tu vida se hace manifiesta entre los demás. Te das a conocer, te haces notar, te vuelves reconocido porque la Luz de Jesús brilla delante de los hombres. Porque empiezas a sazonar con sal a aquellos que andan insípidos en la vida. Si la presencia de Dios va contigo entonces es fácil que puedas moverte y hablar en medio de otros pueblos. Es mas fácil predicar con tu vida sin hablar porque es Dios quien sale a la vista de todos. El apóstol Pablo dijo en 2Cor. 4:7: pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del Poder sea de Dios, y no de nosotros.

Nosotros somos unas simples vasijas de barro y lo que brilla es la Gloria de Dios en nosotros. ¡Aleluya! Que bendición a los hijos de Dios que reconocen que todo cuanto hacen y alcanzan es porque la presencia de Dios va con ellos. Anímense cada uno de los hijos de Dios porque no están solos, porque sus pasos van en buen camino, porque las promesas que Dios les ha prometido serán cumplidas y alcanzadas. Sigamos confiando en Dios, porque hasta aquí no nos ha abandonado. Y si hemos sido incrédulos, o necios, o murmuradores como lo fue el Pueblo empecemos a pedir perdón y a rendirnos ante su majestuosa presencia porque solo así los pueblos serán alcanzados. Concluyo diciendo que si bien muchos edificios son iconos al mundo por su belleza y esplendor, los hijos de Dios somos representantes de un Evangelio mas precioso que cualquier construcción humana que jamás se haya realizado.

romanos828[1]

Y tal como siempre te digo: haz tu lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

 

 

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s