afuera de jericóEn el articulo anterior vimos como la Presencia de Dios se hizo manifiesta en medio de los otros pueblos de la tierra, y que a medida que el pueblo avanzaba el terror se apoderaba de los naciones que habrían de ser conquistadas en este caso Jericó. Ahora pongámosle un poco de imaginación y creatividad a este asunto y pensemos que en aquel tiempo había un periódico oficial, El Matinal de Jericó, y en las calles los chicos que estaban vendiéndola gritaban:

 ¡Extra, extra! enorme Presencia de Dios camina en medio de un pueblo llamado Israel, según los últimos reportes, luego de haber sido librados de manos del faraón de Egipto, y de haber derrotado a otros reyes en su camino, ahora se dirigen rumbo a nuestra ciudad para conquistarla. ¡Extra, extra! Las autoridades advierten que estemos preparados para un ataque inminente, que guardemos nuestras pertenencias en lugares seguros, cuidemos a nuestros familiares y que nos pongamos a salvo. Incluso recomiendan que debido al gran poder que este Dios tiene, sería mejor evacuar la ciudad en las próximas horas.

–No saben lo mucho que me reí cuando leí esta parte–

La presencia de Dios era conocida por los otros pueblo, su presencia podía notarse desde cualquier lugar de donde se asomaran. El pueblocolumna de fuego podía estar confiado porque delante de ellos iba Dios, Él era quien dirigía los pasos de sus hijos y quien los guardaba ddee cualquier peligro. El pueblo de Israel también empezó a darse a conocer por contar con un Dios que estaba cercano a ellos. Los otros pueblos sabía que aquel pueblo que recién había salido de la condición de esclavo hoy estaba convertido en conquistador. Que después  haber sido oprimido ahora se estaba convirtiendo en opresor. Que su condición había cambiado desde su salida de Egipto. Que ya no era mas un pueblo huérfano y sin nadie que velara por ellos. Este pueblo contaba con un Dios que los encaminaba a poseer todo lo que les había prometido. Sabían que un gran líder llamado Moisés había muerto pero que la dirección del Pueblo había quedado en manos de otro gran líder, que quien era el sucesor de Moisés también contaba con el respaldo de Jehová, y sin duda esto no caía en gracia a ninguno de los habitantes de la tierra de Canaán. Todos sabía que como piezas de dominó uno a uno sus reyes irían cayendo. Ciertamente hicieron su lucha pero se que en sus mentes la derrota ya estaba presente tal como pasaba con Jericó.

La presencia de Dios es sublime entre su Pueblo

 No solo era impresionante ver aquel espectáculo desde la distancia, sino también lo es saber que la extraordinaria presencia de Dios estaba en medio del pueblo de Israel. Que Dios habitaba en medio de ellos. Que su Gloria Sublime se manifestaba entre ellos todo el tiempo y que Él llenaba aquel lugar con su presencia. Sino que también Dios estaba cuidando de su especial tesoro. Nada mas consolador para el pueblo saber que Dios estaba con ellos. Cuando estaba pequeño tomaba mucha confianza para hacer las cosas difíciles si mi papá estaba conmigo. Me sentía mas seguro si al ver hacia los lados o hacia atrás lo veía a él. Ciertamente yo era quien hacía las cosas pero saber que contaba con su presencia me ayudaba mucho. Aun ahora que estoy grande, escuchar de mi papá: yo te acompaño, me hace sentir mas seguro. De esta misma manera se sentía Israel, confiado en que su Padre estaba con ellos. Dios a pesar de todas las veces que el pueblo dudó, murmuró y renegó, jamás lo abandonó. Él les había prometido llevarlos y muy a pesar de sus faltas Su Presencia no se apartó. Este pueblo sin Dios no era nada, pero con Dios era mucho.

tabernaculo-columna-fuego-600

En un tiempo fue insignificante pero desde que la Presencia de Dios estaba con ellos ahora si ya representaban algo ante los demás. Ya no eran mas el pueblo débil y sometido que vivía en Egipto, ahora eran el Pueblo de Israel que contaba con la Presencia de Dios en medio de ellos. Los israelitas no estaban mas solos, ahora Dios estaba con ellos y lo mejor, nunca iba a dejarlos. Nunca los ha dejado y nunca los va dejar. La presencia de Dios es Sublime y necesaria, las conquistas que lograron fueron a causa que Dios estaba con ellos. Era imposible que un pueblo que estuvo esclavizado se sintiera capaz de conquistar a nadie. Pero la mentalidad de esclavo poco a poco fue quedando enterrada entre las dunas del desierto. A medida que avanzaban, también crecían en confianza. Poco a poco veían como la promesa que Dios les había hecho se iba materializando.

Mañana continuaremos reflexionando sobre este tema, mientras tanto haz tu lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s