No se tu pero a mi me disgusta ver que alguien no haga bien su trabajo o peor aun que no lo haga como debe hacerlo. Por ejemplo si hablamos de seguridad me molesta que no la tengamos. Los delincuentes entran y salen de la cárcel como si fuera su casa. Nuestro sistema esta mal. O que pasa con nuestros queridos diputados por ejemplo, ganan un platal y si quieren van a trabajar y si no sienten que el día es apropiado, no llegan o disuelven las reuniones. Cualquier día o semana es ideal para viajar o vacacionar. Y así podría citar un sin fin de ejemplos, para sostener que es molesto ver que alguien no esté desarrollando su trabajo como se esperaría.

Pero que pasa con la iglesia cristiana de hoy. ¿Estará haciendo bien su trabajo? ¿Será que esta desarrollando la obra como Dios le ha pedido que lo haga? ¿Estará realizando lo establecido en la gran comisión? En este punto creo que lejos de molestarme me entristece, porque gracias a que hemos dejado de hacer una buena labor discipuladora, muchos hermanos han crecido mal formados. Existe mucho analfabetismo bíblico y teológico. La razón por la que muchos creyentes hoy no se han comprometido mas con la obra es porque desconocen al Señor de la Obra. Soy un convencido que uno de los puntos medulares de la gran comisión es: hacer discípulos. Es hacer  verdaderos seguidores de Jesús, comprometidos en seguir con el efecto multiplicador. Creyentes instruidos en la Sana Doctrina, dispuestos a llevar las buenas nuevas de Salvación a otros. Preparados para presentar defensa ante quien lo pida. Creciendo en amor, humildad y buenas obras. Deseando cada día parecerse mas a su Maestro. Anhelando crecer en fe y mansedumbre.

discipulado

Pablo en la carta a los Efesios nombra a los encargados para realizar este trabajo y también menciona cual es el propósito de llevar a cabo esta obra. Pablo dice de Cristo:

 Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo.

 Cristo capacitó a un grupo de hermanos a través de distintos dones para que perfeccionen a Su Grey. Es decir que la tarea fundamental de quienes dirigen una iglesia hoy día es perfeccionar a los miembros de una iglesia. Perfeccionar proviene de la palabra griega katarismós que tiene el sentido de reparación para reutilizarse. También da la idea de componer, organizar, y equipar. William Barclay dice que esta palabra tiene una connotación de ajustar o habilitar algo para un propósito determinado. La iglesia debe restaurar a sus miembros, equiparlos, organizarlos y habilitarlos para un fin específico, el ministerio o servicio. Ves, el efecto multiplicador, perfeccionados para perfeccionar.

 Otro propósito es edificar a la iglesia es decir hacer una bloque monolítico de ella, formar parte  de un todo. Ser iguales en cuanto lo que somos, sabemos y conocemos. Como ingeniero te digo que Todas las partes de un edificio son planeadas y consideradas para  que funcionen perfectamente y brinden un servicio adecuado a quienes van habitarlos o utilizarlos. Bueno la idea de Pablo es que la iglesia llegue a ser una construcción bien hecha, que forme parte de un todo, el Cuerpo de Cristo. Qué seamos un todo en cuanto a nuestra fe y conocimiento de Dios. Esta es una de las grandes deficiencias de muchos hermanos hoy día, su falta de fe y poco conocimiento de Dios. Cristo espera que los encargados de discipular a otros lo hagan enseñando la Palabra de Dios por medio de la cual viene la Fe. Que conozca cómo es Dios y que espera de ellos. En tiempos en los cuales hay tantas filosofías y falsas enseñanzas es necesario que los creyentes estén bien cimentados en las verdades bíblicas.

 Esta labor es ilimitada, no es de un tiempo corto o como un curso de 6 meses. El aprendizaje debe ser continuo hasta un punto específico. Hasta que la iglesia alcance la medida de la estatura de la Plenitud de Cristo. La iglesia debe estar en constante instrucción. Creciendo en conocimiento. Y eso es precisamente lo que hemos dejado de hacer, no estamos instruyendo a nuestros hermanos. Muchos incluso desconocen los fundamentos básicos de la fe. Desconocen las doctrinas elementales que todos se supone deberíamos saber. Hemos dejado de capacitar y por eso hemos dejado de crecer espiritualmente. No nos estamos pareciendo a Cristo porque no lo estamos conociendo bien. Muchos templos están llenos  pero los hermanos están vacíos dentro de sí. Pablo dice que es necesario capacitar a los hermanos:

 Para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error.

 Has visto cuantas denuncias se hacen en internet por causa de muchos falsos maestros que enseñan cada cosa tan vergonzosas. O cuantos hermanos tienen unas ideas tan descabelladas sobre lo que es la fe, Cristo, o Dios. Pablo está enseñando que no debemos ser niños de pecho, que son llevados a cualquier lugar. Que acepta todo lo que se les da a conocer. Qué no razonan, no analizan y tampoco reflexionan. Muchos seudo cristianos usan artimañas para obtener de los miembros de sus iglesias todo el dinero que quieran, los engañan a base de artimañas, estrategias y ellos dicen amén a todo. ¿Has leído que ahora muchas instituciones están de acuerdo con los matrimonios homosexuales?  Muchos no tienen una opinión al respecto porque no saben si esta bien o mal. Leía la noticia de un cantante gay muy famoso, que dijo que la Biblia no tiene autoridad para decidir si es lícito o no el matrimonio homosexual, y me consterna porque sino tenemos una postura clara y definida, entonces si que estaremos en serios problemas, porque esto cada día estará mas presente en nuestras sociedades. Eso es de lo que nos quieren prevenir que no caigamos en tantos errores por el simple hecho que desconocemos la Verdad.

Pablo lo contrasta al decir que el cuerpo debe ser enseñado para seguir la Verdad en Amor, que necesitamos crecer sanamente, bien concertados, unidos, ayudándonos mutuamente según la función de cada uno. No dejemos de hacer la obra que se nos ha encomendado, hagamos bien nuestro trabajo porque tenemos una gran responsabilidad delante de quien nos ha dado los Dones. Instruyamos a la iglesia, hagamos bien nuestra labor. Enseñemos para que luego otros enseñen. Hagamos discípulos para que luego estos discipulen a otros. El amor dice Colosenses es el vínculo perfecto y por lo tanto es lo que ayudará a que todos nos ayudemos mutuamente, el amor a mis hermanos, el amor a mi Ministerio y sobre todo el amor a Jesucristo. La iglesia que no este haciendo buenos discípulos simplemente no esta realizando bien su trabajo. Necesitamos estar conscientes que no importan los números, las estadísticas, lo importante es que cada uno entendamos que necesitamos crecer cada día hasta parecernos mas al Señor.

 Como siempre Haz tu lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

 Acá dejo un video que muestra mas de ese efecto multiplicador del que estoy hablándote…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s