redes-sociales1Que populares se volvieron las redes sociales en nuestra generación. Como decían los abuelos, en mis tiempos no había nada de eso. En pocos años se han vuelto tan escandalosas las redes sociales que nos sorprende todo lo que podemos aprender y conocer de las personas. Tan populares y necesarias son que es casi imposible imaginar un mundo sin redes sociales. Por las redes sociales, muchos nos hemos vuelto escritores, poetas, modelos de pasarela, fotógrafos, periodistas, críticos, estadistas, humoristas, vendedores, e incluso hasta famosos por nuestras publicaciones. Existen personas que publican datos muy interesantes pero otros solo ruido (como dice un amigo: Rodrigo Mejía).

 Otros se han vuelto tan creativos para sacarse sus fotos que nos dejan con la boca abierta, en moto, en carro, en un árbol, selfie extremocon mascota, sin mascota, en avión, bebiendo licor, practicando deporte… en fin, las redes sociales, y específicamente el Facebook ha hecho que conozcamos mas acerca de las personas que antes ni acceso teníamos a ellas y también ha provocado que muchos hayan perdido la timidez de mostrar parte de sus vidas que antes no se habían atrevido a hacer. Lo que antes no podrías enterarte de tus amigos o conocidos, hoy son ellos mismos quienes se encargan de hacértelo saber. Hoy conocemos mas de sus gustos, sus pasiones, sus familias, sus preferencias y sus miedos. Cada día podemos saber hasta de lo que otros se comen, lugares que visitan y personas con las que andan, el nombre de la mascota, la marca de la ropa que les gusta usar, si se compraron un nuevo celular, o un auto, etc., la lista es interminable.

 Por alguna razón todos queremos que otros se enteren de quienes somos y lo que hacemos. Queremos que otros sepan mas acerca de nosotros, aunque a veces nos decepcionamos porque la realidad es que a muchos no les interesa nada de nosotros. Estamos dentro de su grupo de amigos pero no les interesa nuestras publicaciones. Si mis conceptos no están mal diría que a esto se le llama: Libertad de Expresión. Somos libres de publicar lo que se nos antoje. Aunque aprovecho a decir que no debemos perder de vista que nuestras publicaciones por mas libertad que tengamos de hacerlas no deben perseguir dañar a nadie. Pero ¿qué tiene que ver todo esto con el titulo de mi articulo? ¿Qué tiene que ver mis publicaciones con orar y no ser hipócritas?

 La respuesta, tiene que ver mucho. Porque en esta publicación quisiera corregir una practica que pienso no estamos haciendo bien, la oración. Comúnmente decimos que orar es hablar con Dios y que los cristianos tenemos una relación “personal” con Dios. Si unificamos estos dos conceptos entonces podríamos decir que la oración es “un diálogo personal, intimo y directo y que se da únicamente entre Dios y yo”. Jesús lo enseñó a sus discípulos, que también eran sus seguidores y amigos de esta manera:

 Y cuando ores, no sean como los hipócritas, porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa (Mateo 6:5).

La oración de los hipócritas

 Hipócrita es una persona que finge ser alguien que no es. Es un farsante, que actúa de acuerdo con el grupo de personas con quien se encuentre. Que siempre lleva puesta una mascara para no mostrarse tal cual es. Un impostor que ocupa un lugar que no le corresponde. Simulador, que insinúa que esta realizando algo con piedad pero sus intenciones son otras.

hipocrita

En el pasaje, a los hipócritas les gusta orar de pie en los lugares de reunión, no solo gustan hacerlo, dice Jesús que aman hacerlo, lo disfrutan tanto que hasta en las esquinas de las calles procuran hacerlo. La gente en ese tiempo al ver que una persona se ponía a orar de pie en las sinagogas o en las calles se amontonaban para observarlos. Y quienes oraban se hinchaban de orgullo al ver las multitudes, extendían sus oraciones por varios minutos para que la gente hablar de lo piadosos que eran. Ver un numero de personas juntas era un buen motivo para pararse e iniciar a orar. Sin publico no había oración. Por eso dice Jesús que lo hacían para: ser vistos de los hombres. La motivación de estas personas no era hablar con el Padre, ni cultivar su relación personal con él y menos deseaban mostrarse delante de Él tal y como eran. Lo que deseaban, mejor dicho anhelaban eran las alabanzas de las personas hacia ellos.

images

 Ahora bien, si tomamos todo esto, lo aplicamos a nosotros y específicamente a nuestras oraciones publicadas en Facebook o en otra red social, pregunto ¿no seremos tan hipócritas como aquellos? Por supuesto que si. Porque estamos orando en publico, frente a un sin fin de amigos, conocidos que ven nuestro muro. Estamos pretendiendo que otros piensen que somos muy piadosos por las oraciones que hacemos. Estamos deseando recibir muchos likes por lo que según nosotros le estamos diciendo al Padre. Estamos queriendo la alabanza para nosotros y no para el Padre Celestial. Somos hipócritas porque en realidad dejamos que otros vean lo que no deberían ver. Que sepan lo que no deberían saber. Repitiendo el concepto anterior: “un diálogo personal, intimo y directo y que se da únicamente entre Dios y yo”. No para ser visto, no para ser expuesto ante otros, personal e intimo. No lo digo yo, lo dice Jesús, ve lo que dice en el verso 6 de Mateo 6.

 Más tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que esta en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.

 La oración genuina

 Notas la diferencia, mientras los hipócritas lo hacen en publico, Jesús nos manda que nosotros lo hagamos en un lugar donde usualmente no podrán vernos los demás. De las casas el lugar mas privado es la habitación. Ahí solo tengo acceso yo y a quien yo se lo permita. Si cierro la puerta con llave y solo yo tengo llave, nadie puede entrar en mi habitación. Eso es lo que Jesús esta enseñándonos, cuando oremos tengamos un lugar intimo, privado, donde nadie mas pueda ver y oír lo que estamos hablando en privado con el Padre. Hay cosas que le digo a Dios que me dan vergüenza decírselas, porque confieso mis pecados delante de Él, pero como se que tenemos una relación intima me atrevo hacerlo, pero esas cosas muchos no deseamos decírselas a otros y menos podríamos confesarlas. Encerrado en tu habitación tu tienes la capacidad de ser genuino, no hipócrita porque a Dios no podemos engañarlo jamás. En tu habitación estas solo tu y Él, no puedes usar mascaras, no puedes fingir, no puedes pretender poner una cara y ser otro porque Él conoce hasta lo mas íntimo de tu corazón. En tu lugar privado tienes oportunidad de ser tal como eres, sin dobleces. Cuando publicamos nuestras oraciones por las redes sociales no tendrán ningún eco, ni trascendencia, porque para empezar Dios no tiene redes sociales. Y luego porque estamos violando la enseñanza dada por Jesús, “la oración en privado”.

images-2

La oración que debemos practicar

Un hermano dijo: se nota cuando una persona ha orado, que su semblante lo delata. Me gusta pensar que a eso se refiere la recompensa en publico de la que habla el pasaje. Sin necesidad de mostrarle a los demás tus oraciones ellos sabrán por tu estilo de vida que eres un hombre de piadoso y de oración. Que no necesitas decirle a otros que oras muchos, que te levantas a las cuatro o cinco de la mañana a orar. O que dedicas horas para hacerlo, ellos lo notaran al ver la medida de fe que tienes. Lo sabrán también cuando vean la manera en que enfrentas las circunstancias adversas de la vida o cuando vean cuanto dependes de Dios en todas tus cosas. Ellos verán cuan agradecido vives por las bendiciones que has recibido. Las personas que oran en secreto no deben decirle a nadie mas que su Padre inclina su oído a ellos y que esta atento al clamor de ellos, todos lo notaran.

scale.phpPor ello de acá en adelante te invito a que no publiques tus oraciones en tus redes sociales para que no seas igual que los hipócritas que gustan de ser vistos por los demás. No violes esa intimidad con tu Padre Celestial. Habla solo con Él porque al final es el único que te escuchará sin juzgarte, te ayudará en tus circunstancias y responderá de la manera mas sabia. No se avergonzará de las cosas que le confiesas y mas aun se alegrará al ver cuanto quieres depender de Él. Estas agradecido pues di simplemente que estas agradecido por la respuesta de Dios, testica la respuesta si gustas pero previamente habla primero con el Padre. No estoy en contra de que testifiques a otros que Dios ha respondido o te ha permitido lograr algo importante en tu vida pero eso es muy distinto. Testifiquemos del amor de Dios y su cuidado pero no oremos en las redes sociales porque repito será una oración hipócrita.

Y como siempre haz tu lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

 

 

2 comentarios

  1. Estoy completamente de acuerdo con usted y su publicación, menos en una cosa: “es imposible imaginar un mundo sin redes sociales” no son indispensables ni mucho menos absolutamente necesarias. Asi como ud. afirma que la oración es una comunicacion íntima y privada con Dios y que no debe publicarse en redes sociales, -cosa que comparto absolutamente- no me interesa en lo mas mínimo que hacen otros, ni mucho menos que sepan sobre mi. Eso es privado, intimo, personal, no publico. Muchos aparte de poetas, vendedores, musicos, etc, tambien han hecho uso de estas dichosas redes sociales para cometer actos inmorales, ilicitos, contrarios a la ley y a Dios. El mundo no colapso ni lo hará por la falta de estas. No son mas q marketing, comercio, grandes ganancias, negocio tal q unos pocos se aprovecharon de la ignorancia de muchos, para hacerlas indispensables y así amasar grandes fortunas. Vealo de este punto de vista y vera la otra cara de la moneda.

    Me gusta

    1. Gracias por sus comentarios, quizá no me di a entender completamente en esa parte. Lo que quise decir es que nuestro mundo, nuestra sociedad ya ha hecho de las redes sociales parte de su vida, se ha apropiado tanto de ellas que prácticamente buscan estar conectados en todas las redes sociales existentes. Por ello me resulta difícil pensar que quieran renunciar a ellas. Que las vean como algo secundario, y sobre todo que no quieran publicar parte de su vida. Quise decir que ahora la gran mayoría hace lo que sea con tal de ganarse un like en su perfil. Publican prácticamente todo, como si a todos nos interesara su vida, han hecho de las redes sociales un medio para exponerse hasta en lo que no deberían. Ciertamente podemos vivir sin las redes. Pero la gran mayoría lejos de querer prescindir de ellas, cada vez las usa mas. Pero si pienso también que son mejores los tiempos en los que podíamos sentarnos a la mesa sin celular, podíamos platicar con amigos, o la forma en la que nos enamorábamos en nuestro tiempo. Me gusta mas la clase de comunicación donde una nota hecha a mano era mas romántica que un mensaje lleno de emoticones. Por otro lado las redes sociales me han servido para publicar este tipo de artículos, me han permitido alcanzar a personas en otros países. En fin no todo es malo. Pero todo debe ser bajo los limites y los modos pertinentes. Dios le bendiga y espero sigamos en contacto. Cada comentario se agradece.

      Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s