TienesunallamadaJesusDentro de la vida cristiana se supone que ya no deberían de existir mentes gobernadas por sí mimas, sino mentes sujetas por completo a Dios. El apóstol Pablo dice en Gal 2:20: Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí, se ve que a diferencia de un no creyente, los cristianos deberían y deben estar sujetos por completo a la voluntad de Dios y se dice deberían porque se supone que han entendido que la voluntad de Dios es agradable y perfecta aunque pareciera que esta parte es olvidada intencionalmente. Partiendo de este argumento puede decirse que lo que Pablo desea trasmitirnos a cada uno de los creyentes del siglo XXI es que al igual que los hermanos de Corintios, todos aquellos que están desarrollando cualquier ministerio, el que sea, o han pensado que están siendo llamados, deben estar sujetos por completo a la voluntad de Dios y además deben estar conscientes de que el llamamiento de Dios es un acto soberano y sublime, no sujeto a factores humanos sino que todo parte de la mente de Dios. Entonces las implicaciones del llamamiento basado en 1Cor. 1:26-30 son estas:

 EL LLAMAMIENTO ES DIVINO

         Porque es Dios, quien en su infinita soberanía le ha placido por todos los tiempos llamar a hombres y mujeres para que desempeñen una función especifica con propósitos específicos. Por citar algunos, Abraham fue llamado a vivir en una tierra desconocida y sin saber que se convertiría en el padre de la Fe, se sometió a Dios. Mismo caso, y el mas relevante de todos, Cristo, quien humildemente y en sujeción a la voluntad de Dios Padre se dio como ofrenda para la salvación de la humanidad. Entonces para el ministerio que se desarrolla esto implica que cuando es Dios quien llama entonces las cosas pueden trascender. Además esto indica que nadie puede autonombrarse ministro, o como hoy día se ve que muchos se llaman apóstoles o profetas. Pablo se identificaba como apóstol, porque él mismo explicaba que había sido llamado por voluntad de Dios y no de los hombres. Por ende todos los que estén desarrollando deben ver a la luz de este pasaje que cualquier cosa que se haga sin llamamiento es ineficaz, intrascendente y sin vida.

EL LLAMAMIENTO NO TIENE NADA QUE VER CON EL SER O HACER DE LA PERSONA

         A diferencia del contexto secular, donde se escogen a las personas mas capacitadas, mejor vistas, mas virtuosas etc., Dios tiene otro sistema para llamar a las personas para llevar a cabo su Plan Divino. Dios no llama a las personas basado en las virtudes o las capacidades académicas del individuo, ni por el estatus económico, o la posición mas alta dentro de la sociedad, o la alcurnia de la familia de donde proviene, todo lo contrario Dios llama a aquellos a quienes muchos jamás tomarían en cuenta. A los que la gran mayoría considera tontos, o estúpidos, a los enfermizos, flacuchos, o mal vistos, de mala apariencia física, a aquellos que carecen de estatus quo. Y lo hace para que quienes creen ser algo vean que delante de Dios los que no son nada si representan algo importante. Pero se debe tomar en cuenta que no se esta diciendo que aquellos que sean académicos, o que tengan cierta posición económica sea por alguna herencia o producto de su trabajo o que provengan de buenas familias no puedan ser llamados por Dios, mas bien se esta diciendo que es Dios quien en su voluntad llama al que así le place. Porque la lupa con la cual Dios ve a las personas difiere de la lupa que usan los demás. Esto implica entonces que para desarrollar el ministerio se debe saber que no es por la destreza de la predicación, o la preparación de la misma, o no es porque se tiene buena apariencia delante de otros, sino que las cosas se dan porque a Dios así le ha placido.

EL LLAMAMIENTO DEBE PRODUCIR HUMILDAD

         Cuando una persona es llamada por Dios una de las marcas inevitables que debe tener a flor de piel es: la humildad. Y es lo que Pablo esta diciendo en este pasaje citando a Jeremías, no existen razones para sentirse orgulloso o jactancioso en lo que se esta haciendo. Como se ha visto las cosas suceden porque Dios así lo quiere. Y de principio a fin la obra es de Él. Por ello Pablo en medio de la problemática de las divisiones dice que el único que ha sido crucificado es Cristo y por lo tanto toda la honra y adoración es dirigida a Él y solo a Él. Todos los demás que participen de esta obra magna son solamente colaboradores, administradores de los dones de Dios. Y de manera condicional si hubiera un motivo para sentirse orgullosos debería ser porque se pertenece a Cristo. Si alguien quiere recibir una ovación de palmas esta perdido porque lo único que debe hacer es gloriarse en el Señor. Entonces, esto implica que ningún siervo debe levantarse para ser visto de todos y esperar que los reflectores apunten sol a Él mientras que Jesús esta en el punto mas oscuro de la iglesia, donde nadie lo puede ver. Lo único que debe gobernar día a día a cada persona que ha sido llamada a servir es saber que Cristo mostró de manera sublime, humildad, y que nadie puede intentar ser mejor que su Maestro.

Como siempre: Haz tu lo posible y deja que Dios haga lo imposible. 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s