Los efectos de la salvación en la vida del creyente son definitivos. Es una obra consumada, completa, hecha por Cristo. La salvación esta ligada a aspectos fundamentales tales como la fe pero centrada en Cristo. Él es el autor, el libertador, el que lleva a cabo la obra desde la cruz. Esto debido a que ningún ser humano es capaz por medio de sus obras de alcanzar tal propósito. El capitulo dos, de la carta a los efesios, muestra como la salvación es en todo momento una acción que Dios lleva acabo de principio a fin. Muestra además, que todo creyente pasa de una estado de corrupción a un estado de pureza como resultado de poner su fe en Cristo. El apóstol Pablo muestra el contraste que hay entre un estado y otro. Es precisamente en la salvación y la gracia, los puntos en los que se centra este articulo. Los versos ocho al nueve, del capitulo dos, de Efesios, muestran aspectos teológicos fundamentales para entender como la salvación se obtiene por medio de la fe, y, que la gracia es la muestra de amor mas grande que Dios pudo dar a los seres humanos. La vida para un creyente tiene dos estados espirituales. Una antes de conocer a Cristo y la segunda después de conocerlo. Entonces veamos el contraste que existe entre un estado y otro.

salvaci_n

El estado de muerte espiritual

En el contexto anterior a Ef. 2:8-9, Pablo dice: y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados. Con la expresión: estabais muertos, él esta señalado, la condición espiritual en la que cada hombre se encontraba antes de Cristo. Los hombres por su naturaleza pecaminosa se dice que la condición en la que se encuentra es la muerte espiritual. Ya en la carta a los romanos, Pablo dejaba ver que por causa del pecado todos los hombres están destituidos de la gloria de Dios, (Ro. 3:23[1]). Todos sin acepción son rechazados por causa de sus delitos y pecados, ya que la Santidad de Dios no permite que nadie pueda acercarse a él. La posición de cada ser humano es lejana a la presencia de Dios. La realidad espiritual de cada ser humano era de absoluta incapacidad para buscar lo bueno. Ningún ser humano puede y podrá acercarse a Dios, porque su corrupción no le permite buscarlo. Es lo que Calvino llamó: depravación total. “el calvinismo piensa que toda la raza humana esté perdida en el pecado. El concepto de la depravación total significa que cada individuo es tan pecador que es incapaz de responder a ninguna oferta de gracia”.[2] No puede reconocer el valioso obsequio que Dios ha dispuesto para él. Por el contrario el hombre vive sujeto a ciertos poderes que lo dominan, lo controlan. El hombre es esclavo del pecado y esta sujeto a pasiones personales.

  • Esclavos del pecado

Todo-Aquel-Que-Hace-Pecado-Esclavo-EsPablo señala que esta condición era anterior a Cristo. Que antes de Cristo, cada creyente vivía esclavizado a las fuerzas del mal. Como traduce la NVI, el verso 2, se conducían según el que gobierna las tinieblas. Es decir que cada persona no determinaba su forma de vivir sino que el espíritu del mal era quien lo sometía para llevar una vida pecaminosa. Este mismo espíritu, es el que opera aun en los hijos de desobediencia. O los que viven en desobediencia, los que todavía no se han liberado de tal yugo del maligno. Cuando una persona actúa de forma pecaminosa esta mostrando que esta sujeto o esclavizado del que gobierna el mundo pecaminoso. Actúa con naturalidad y muchas veces ni siquiera reconoce que esta obrando mal. Le parece normal. Porque no tiene un parámetro que le revele que su modo de vivir es inadecuado. Muchas veces se siente mal, siente remordimiento pero no reconoce que necesita dejar de hacer lo malo que hace. Cuando eres esclavo del pecado mas bien de jactas de lo malo. Alardea de lo malo que hace como si esto fuera un motivo para sentirse orgulloso. No puede reconocer que esta siendo dominado por el pecado. Y que este lo lleva rumbo a la perdición de su espíritu.

 

  • Sujetos a las pasiones personales

El v. 3 vuelve a remaencadenadorcar que esa era la condición en la que antes se encontraban tanto Pablo como los destinatarios. Dice que ellos se dejaban dominar por los deseos pecaminosos, haciendo cada uno según se le placiera, dándole gusto a su carne, según lo que cada uno quería hacer. Toda persona que siempre busca satisfacer de manera egoísta sus propios deseos, sin importar si va en contra de Dios, si se provoca daño así mismo o a los demás, esta siendo dominado por su soberbia y por su pecado. Son el fiel reflejo de la rebelión que se tiene contra Dios. Antes de conocer a Dios y vivir de acuerdo a sus normas morales, los efesios eran practicantes de todo tipo de actividades licenciosas. En pasajes posteriores Pablo dice que: en cuanto a la vieja manera de vivir, debían despojarse del viejo hombre, que esta viciado conforme a los deseos engañosos (4:22). Además les exhorta a que no mientan, sino que hablen verdad, no pequen, no guarden rencor, que ya no roben mas, sino mas bien trabajen, que no hablen palabras corrompidas, que la inmoralidad sexual aun ni se nombre mas entre ellos, que no contristen al Espíritu Santo de Dios, que aparten de ellos la amargura, enojo, ira, griterías, maledicencias y toda malicia, (Ef. 4:25-31). Esto simplemente porque esa ya no era su condición espiritual.

Continuaremos, mientras tanto, haz tu lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

[1] Todas la citas bíblicas son tomadas del versión de la Biblia Reina-Valera, versión 60.

[2] Millar Erickson, Teología sistemática, (Editorial Clíe: Barcelona, España, 2008), 924.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s