Mar 2:3-5  Entonces vinieron a él unos trayendo un paralítico,  que era cargado por cuatro. (4)Y como no podían acercarse a él a causa de la multitud,  descubrieron el techo de donde estaba,  y haciendo una abertura,  bajaron el lecho en que yacía el paralítico. (5)Al ver Jesús la fe de ellos,  dijo al paralítico:  Hijo,  tus pecados te son perdonados.

Según el contexto del pasaje Jesús recién llegaba luego de haber realizado muchos milagros de sanidad. En Mateo 4 se nos dice que su fama se había extendido por toda la región. Él tenía fama de curar enfermos, hacer milagros y prodigios. Entonces dice que: Jesús entra en Capernaum y rápidamente se corrió la voz que Él estaba en casa. En aquel lugar no había celulares, no había internet, teléfonos fijos, medios de comunicación pero se corría la voz rápidamente. Había gente muy comunicativa. En realidad no era común encontrar a una persona así como Jesús. En un mundo con tanta necesidad de todo tipo, esto era la sensación. Necesidades económicas, necesidades físicas etc.  Encontrar a una persona con tanta virtud y poder era extraordinario. A tal punto que aquel lugar estaba abarrotado de personas. Cabe mencionar que no todos estaban con iguales propósitos. Podría haber mirones, juzgones, chismosos, ladrones, curiosos etc. pero también personas que realmente fueran a ver que tenía este hombre para ofrecerles, que era eso tan especial que Jesús tenía y que pudiera ayudarlos. Había quienes iban por escuchar la predicas de tan prestigioso Maestro. Había quienes iban por sanidad.  Lo cierto es que estaba lleno aquel lugar. Muy parecido a lo que sucede hoy en día. Existe una gran diversidad de oyentes.

Entonces era casi imposible transitar por ese lugar. Era casi imposible ver al Maestro, al Cristo de los milagros. Al Cristo predicador y sanador. El gran obstáculo era la gente misma. Como saber cual era la intención de todos los que estaban allí como para desalojarlos. Sin embargo cuando uno tiene fe puede hacer lo que es imposible. El paralitico que podría hacer ante tales circunstancias darse por derrotado. Podría decir yo no tengo ninguna oportunidad de sanidad.  Yo tengo este problema que me tiene derrotado y no podre salir de esta situación por más que quiera. Me doy por vencido pues no tengo ninguna oportunidad. Pudo entrar en depresión y optar por lo más fácil. Me quedo en mi camilla, me quedo en esta condición al fin del acabo a quien le importa mi condición. A nadie le importa como estoy, a nadie le importa si salgo de esto o no. He estado por años en esta situación y de esta no voy a salir. He perdido la cuenta de cuantas veces lo he intentado y simplemente no puedo salir de este problema. Al contrario cada vez parece que estoy condenado a estas circunstancias. Pero la Fe de sus amigos venció los obstáculos en ese momento. Y esta es la Primer Semilla que quiero dejarte en este escrito. LA FE VENCE CUALQUIER OBSTACULO.

En este caso lo mas relevante no es el paralitico sino los amigos. Los amigos deciden tomar otra alternativa. ES LA ACTITUD ANTE LAS CIRCUNSTANCIAS ADVERSAS QUE TE LLEVA A EJERCER TU FE.Y los amigos ven una alternativa que el paralitico jamás imagino que podría existir. Pese que no tenían los recursos que hoy en día tenemos ellos se aventuran a subir al techo y abrir un agujero. Imagina la cara del paralitico, de susto, de asombro. Puede ser que mientras ellos lo intentaban él se decía mis amigos están locos. Posiblemente ese tal Jesús ni querrá verme. Posiblemente más bien nos van a echar a la calle nuevamente. Quiero imaginarme tu cara cuando lees este articulo, porque en parte y en algunas circunstancias nos parecemos al paralitico, no a los amigos. Porque siempre estamos dudando. Sabes si lees este articulo y aun no eres creyente y tienes por ahi algun amigo que constantemente te invita a ir a una iglesia evangelica tu puedes preguntarte: ¿A que voy a ir a ese lugar? Y comienzas a hacer suposiciones, quizás me están llevando pero nadie me pondrá coco. Quizás es por gusto porque yo estoy bien así como estoy. Además ahí no podrán cambiarme soy como soy y a nadie le importa. Estoy mal pero ya saldré de esto. No te cuestiones tanto y dale una oportunidad a tu amigo.

Jesús es sorprendido. Porque Al ver Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: Hijo, tus pecados te son perdonados. La respuesta de Jesús ante este hecho tan aventurado es sorprendente. Jesús premia la fe de los amigos. Dicho sea de paso quiero decir que Dios ha de premiar la fe de aquellos que se las ingenian para vencer todos los obstáculos posibles para invitar a un amigo para que tenga un encuentro personal con Cristo. Amigo tu que lees este articulo déjame decirte algo que a lo mejor no te habías percatado: cuando una persona que te invita a una iglesia, te demuestra que TE AMA, te aprecia como un buen amigo. ¿Sabes porque? Porque te quiere llevar a un lugar donde tu vida puede ser transformada. Donde tú piuedes tomar una decision que va cambiarte para toda la vida. No te sientas mal, ni enojado, ni acosado, porque tu amigo no esta buscando lo malo para ti, sino al contrario quiero lo mejor para tu vida. Cristo dijo: He venido para que tengan vida, y vida en abundancia (Juan 10:10b). Asi que no te sientas ofendido por ello, sino todo lo contrario. Ve el resultado de la fe de los amigos del paralitico: Jesús le dice: Hijo, tus pecados te son perdonados. Observa que la condición de aquel hombre era una enfermedad física, era un paralitico. Pero Jesús no lo sana físicamente. Jesús lo sana espiritualmente pues es la condición espiritual lo que a Jesús le atañe, lo que le preocupa. El proposito de Jesus en la tierra fue la reconciliación de las personas con Dios. No es un Jesús resuelve problemas sino que Él es Jesús quien te ofrece libertad espiritual. Por eso en este articulo te digo: Hoy tú puedes llegar a ser una nueva criatura. Siendo una nueva persona. Hoy tú puedes saber que tu lugar en la eternidad esta asegurado. Hoy tú puedes sanar espiritualmente más que físicamente….

Mañana continuaré con este articulo, mientras la invitacion es: Has tu lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

1 comentario

  1. Recuerdo cuando mi mejor amiga me invito a la iglesia, y nunk olvidare el gesto de ella fruto de ello es q hoy seguimos de pie ambas…y q bendicion por ella puedo decir En todo tiempo ama el amigo porq hemos estado juntas en todo tiempo….. buen articulo… BENDICIONES PARA LOS Q SE TOMEN EL TIEMPO DE LEERLO Y NO SOLO ESO SINO COMPARTIRLO CON TUS AMIGOS..

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s