Moisés el líder que guio a Israel por el desierto hacia la tierra prometida se enfrentó a una situación muy difícil, tanto que era de vida o muerte. Luego de momentos dramáticos y disputas constantes con el Faraón de Egipto, Moisés logra que el pueblo de Dios sea liberado de la opresión. Al decretarles la libertad salen al desierto rumbo a una nueva vida. Lejos de la esclavitud. Libres finalmente. Parecía que todo ya había terminado. Parecía que finalmente faraón había aceptado las condiciones del representante de Dios. Nada más lejos que eso. Faraón tenía tan endurecido el corazón que no se quedó conforme y decide seguir a Moisés y al pueblo.

Previo a que Faraón los persiguiera Dios había dicho a Moisés el lugar donde debía acampar. Posiblemente Moisés no comprendía exactamente porque Dios había escogido aquel lugar.  Pero Dios si sabía lo que estaba haciendo. Dios siempre tiene un plan establecido. Ningún líder que se encuentra a la defensiva o que piense escapar escogería acampar cerca del mar pues no era el mejor lugar para establecerse. Porque serían presas fáciles para sus cazadores. Es exactamente lo que Faraón pensó. Los tenemos acorralados. La psicosis no tardó en aflorar en Israel. El miedo empezó a apoderarse de ellos. Cuando vieron los carros del Faraón sintieron que finalmente iban a morir. Empiezan a murmurar en contra de Dios y de Moisés, a proferir toda clase de reclamos. ¿Para que hemos salido de Egipto? ¿Solo a morir nos has traído? Preguntaban.  Mientras ellos gritaban y renegaban y maldecían aquel momento los enemigos cada vez mas se acercaban. La muerte podría olfatearse a 2 metros a la redonda. ¿Dónde está Dios? podrían haber dicho. ¿Por qué nos ha abandonado justo cuando más lo necesitamos?

Lo que ellos no sabían es que Dios iba a mostrar su poder en medio de esa persecución. Dios daría a conocer toda su grandeza y toda su majestad. Dios iba dejar claro que no importa que tan difícil puede parecer la situación Él siempre tiene un plan. Y que nada ni nadie hay superior a Él por que Él es Dios grande y fuerte. Jer 20:11  Mas Jehová está conmigo como poderoso gigante; por tanto, los que me persiguen tropezarán, y no prevalecerán; serán avergonzados en gran manera, porque no prosperarán; tendrán perpetua confusión que jamás será olvidada. Moisés como buen líder alienta al pueblo y dice: No temáis; estad firmes, y ved la salvación que Jehová hará hoy con vosotros; porque los egipcios que hoy habéis visto, nunca más para siempre los veréis.

Sin embargo estas palabras parece que no tuvieron ningún sentido para los israelitas. Ellos solo podían observar dos salidas. La primera era morir en manos de los egipcios. La segunda era morir ahogados en el mar. En ningún momento vieron que existiera otra salida más. Pero Dios siempre tiene un plan dice en Éxo 14:21-22 que: Extendió Moisés su mano sobre el mar, e hizo Jehová que el mar se retirase por recio viento oriental toda aquella noche; y volvió el mar en seco, y las aguas quedaron divididas. 22Entonces los hijos de Israel entraron por en medio del mar,en seco, teniendo las aguas como muro a su derecha y a su izquierda. A lo mejor te puede parecer fantasioso o difícil de creer, pero sabes ES VERDAD, Dios lo hizo. Todo el Poder de Dios manifestado en aquella hora. Simplemente parecía imposible que esto sucediera. Pero esto sucedió porque Dios siempre tiene un plan. Así es Dios cuando crees que todo esta perdido, cuando crees que ya no hay escapatoria, cuando crees que no hay salida Dios te dice que si la hay. Siempre hay otra alternativa y no es solamente otra alternativa, es la mejor alternativa.

Probablemente alguien que no ha pasado situaciones  tan agobiantes como esta podrá no comprender la grandeza de este pasaje. Pero por el contrario alguien que ha sentido que su vida no tiene salida, que no hay forma de escapar de las situaciones difíciles, sean deudas, vicios, sean problemas familiares, sean los problemas que sean si podrá comprender la gran angustia que el Pueblo de Dios llegó a sentir y será mas fácil identificarse con la situación. La desesperación que se siente cuando no parece existir una salida. Pataleas, gritas, peleas, reclamas, reniegas y sobre todo tratas de encontrar respuestas que nunca vas a encontrar. Te preguntas ¿Por qué a mi Dios? ¿Por qué me abandonas?

Es entonces cuando Dios te dice: YO TENGO UN PLAN PARA TU VIDA. Un plan de vida. Te presento otra alternativa. No es una promesa de solución de problemas, sino más bien una promesa de Paz en medio de la tormenta. Dios quiere ofrecerte la seguridad que pese a que haya miles de problemas NUNCA ESTARAS SOLO. Dios quiere mostrarte un mejor camino, Dios quiere que conozcas el camino por el cual vas a andar. Dios quiere pelear por ti y derrotar a tus enemigos. Tal y como lo hizo con Faraón, el desenlace a esta persecución fue la muerte inminente del enemigo de su pueblo. Desde el mayor al menor perecieron en el mar. Y el pueblo pasó sin mojarse las suelas de los zapatos. Así es Dios, nunca deja de sorprender. Has tú lo posible por confiar en Dios deja que Dios haga lo imposible por mostrarte su plan maravilloso.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s